Información

The Beothuck Key: Encontrar una civilización chino-nórdica perdida en Canadá


Dos misterios, uno oriental y otro occidental, han atraído una atención considerable recientemente tanto en el ámbito académico como en el popular: la desaparición de la Séptima Flota del Tesoro de China y la desaparición del pueblo de Groenlandia. Hasta ahora, la gente no ha considerado que las dos historias puedan estar conectadas de alguna manera.

De hecho, aunque muy en retrospectiva, había numerosas pruebas disponibles que apuntaban a que las dos narrativas posiblemente estaban asociadas, incluso si faltaba el elemento clave. Por improbable y contraintuitivo que sea, parece que la clave está en la muy controvertida existencia continua del pueblo Beothuck de la isla de Terranova; sin ellos ninguno de los misterios se habría resuelto.

Orígenes del pueblo Beothuck

El viaje del descubrimiento comenzó por accidente, cuando una persona de Beothuck observó algunos artefactos inusuales en los museos de China que parecían ser análogos de los artefactos del Pueblo Beothuck. La investigación resultante llevó a que toda la información conocida sobre el pueblo Beothuck fuera tamizada y evaluada, con la conclusión de que el pueblo Beothuck tenía origen chino.

Derecha: símbolos de Beothuck en postes, isla de Terranova. Izquierda: Símbolos en postes. Museo confuciano. Beijing. (Autor proporcionado)

El considerable escepticismo sobre los viajes chinos parecía deberse principalmente a que la idea de barcos chinos masivos, como sugirieron Menzies y Hudson, se puso en duda. Desafortunadamente, no se puede apelar a China porque ese país no ha retenido información sobre el diseño de barcos tan masivos, ni modelos, bocetos ni descripciones.

Curiosas historias genéticas y ancestrales del Pueblo Beothuck llevaron a una encuesta informal que reveló ADNmt de origen celta, nórdico y otros escandinavos / bálticos, lo que llevó a la especulación de que todas las personas eran descendientes de los nórdicos desde la época de las sagas vikingas. Sin embargo, esa especulación fue desmentida por informes de investigación en el sentido de que (a) la isla de Terranova había tenido varias oleadas de ocupación, y (b) existe una discontinuidad genética entre los linajes maternos de los diversos grupos de ocupación. Además, los informes históricos indican que quienes se encontraban en la isla fueron sustancial o completamente muertos por alguna plaga o combinación de las mismas (peste, tifus, viruela) entre 1402 y 1404, lo que significó que a partir de esa fecha posterior la isla estaba efectivamente vacía. . Si eso fuera cierto, entonces significaba que los antepasados ​​nórdicos del Beothuck contemporáneo debieron haber colonizado al menos parte de la isla en algún momento después de 1404 d.C.

Dibujos de Beothuck de Shanawdithit (el último miembro conocido del pueblo Beothuck) que representan una variedad de temas. ( Biblioteca y Archivos de Canadá )

Vínculos con el pueblo de Groenlandia

Eso llevó a considerar la historia de la desaparición del pueblo de Groenlandia a principios del siglo XV. No hay registro de que la gente de Groenlandia se haya ido al este, como han especulado algunos expertos. Según los registros de la Iglesia Católica, hubo hasta 5000 personas en Groenlandia alrededor de 1409. Eso es un montón de personas a las que hay que dar cuenta.

En una carta pastoral de la Santa Sede dirigida a los obispos de Skalholt y Holar en Islandia, fechada el 20 de septiembre de 1448, se expresó la preocupación de que Groenlandia había sido atacada por una "flota de paganos" unos 30 años antes, y que todos los la gente había sido secuestrada. No está claro de inmediato cómo el Papa obtuvo esa información. Relacionado con eso había otra información: los tributos comenzaron a llegar a Roma en algún momento a principios del 1400, desde "Vinland". Claramente, existía un vector de comunicación desde las “tierras del lejano oeste” hasta Roma.

Investigaciones recientes sugieren que no hubo enfrentamientos violentos en Groenlandia. De hecho, todo apunta a una partida pacífica y organizada del pueblo. La conclusión fue que la gente de Groenlandia, los 5000 de ellos, junto con sus sacerdotes y otras personas religiosas (monjes y monjas), abandonaron pacíficamente sus hogares en algún momento después de 1409 y antes de alrededor de 1420.

El misterio del idioma Beothuck

El idioma del Beothuck ha sido un misterio perdurable. William Cormack es la única persona cuyo informe tenemos que realmente habló con Beothuck. Cormack dijo que el idioma Beothuck tenía todos los sonidos de los idiomas escandinavos, tal vez el sueco. Además, J. T. Mullock, obispo católico de St. John's, Newfoundland, dijo que mucha gente pensaba que los Beothuck tenían ascendencia “nórdica”.

Arriba: Artefactos de hueso tallado por Beothuck. Abajo: punta de proyectil de hierro Beothuck (probablemente una punta de flecha), arpón de hueso y arpón de hueso con hoja de hierro. (Dr. Ralph Pastore / Universidad Memorial de Terranova )

Además, el Dr. John Cooper de la Universidad de Dalhousie concluyó que el idioma era al menos un 25% de gaélico y nórdico. No hubo, necesariamente, mucha diferencia entre el nórdico y el gaélico porque, como dice Wallace, "... los nórdicos se mezclaron con los celtas y los pictos a través del matrimonio mixto y la esclavitud".

Debido a que la isla de Terranova estaba vacía de personas, digamos alrededor de 1404, y debido a que la gente de Groenlandia abandonó sus hogares alrededor de 1418, y debido a que una gran cantidad de personas de la isla de Terranova tiene ascendencia nórdica de los bosques de la isla, parecía razonable concluir que el pueblo Beothuck era descendiente de los nórdicos "desaparecidos" de Groenlandia. La noción de una flota de barcos, según la carta del Papa, era, por decir lo mínimo, intrigante.

Más sobre la ascendencia de Beothuck

La investigación ha llegado ahora al punto en que dos fenómenos parecen estar respaldados: el pueblo Beothuck tenía ascendencia china y el pueblo Beothuck tenía ascendencia nórdica.

Los habitantes de esa remota y aislada geografía, aunque tenían un alto grado de analfabetismo, tenían una rica tradición oral. Durante muchas generaciones, estas personas, cuyos antepasados ​​europeos llegaron a la zona a mediados del siglo XVIII o antes, contaron historias de enormes barcos que habían estado en el fondo del océano cercano desde antes de su llegada. Todavía en 1890, la gente podía ver fácilmente un barco enorme en un puerto protegido de aguas relativamente poco profundas, y el mástil de ese barco, enorme, mucho más grande que cualquier cosa que hubieran visto o pudieran imaginar, sobresalía de la superficie del océano. Además, en ese momento, pudieron ver "platos" y "jarras" en el fondo del océano cerca del barco.

Barco del tesoro de Zheng He. Modelo en el Museo de Ciencias de Hong Kong. ( Mike Peel / CC BY SA 4.0 )

La generación siguiente (alrededor de 1930) contó la historia de que dos adolescentes habían intentado medir el barco y, siendo creativos con los cables de pesca, estimaron que un barco tenía unos 130 metros de largo.

Después de varios meses de búsqueda con Google Earth, durante 2017, se localizaron dos barcos casi idénticos, cada uno de unos 450 pies (150 metros) de longitud. Desde entonces, se han encontrado varios otros barcos igualmente grandes, aparentemente intactos, descansando en el fondo del océano. Los únicos barcos que se ajustan a las circunstancias son los chinos de principios del siglo XV. Ningún barco europeo o americano de las dimensiones de los barcos que se encontraron se construiría hasta después de mediados del siglo XIX.

En ese punto es posible sugerir, al menos, que la enorme flota que se había llevado a la gente de Groenlandia había sido una flota china. Si esa flota trajo a la gente de Groenlandia a la isla de Terranova en algún momento alrededor de 1418, eso explicaría la ascendencia nórdica y china de la gente de Beothuck.

Demasduit (Mary March), una mujer Beothuck. ( Biblioteca y Archivos de Canadá )

El viaje desde China y vínculos con Zheng He

La información disponible respalda el siguiente escenario: después de dejar el puerto en el sur de China, la flota se dividiría en varias flotillas, cada una de las cuales agilizaría sus tareas individuales asignadas, más o menos, y se volvería a reunir más tarde. Un viaje tuvo lugar entre 1417 y 1419. La flotilla a la que se le había asignado la tarea de cartografiar el área occidental del Atlántico Norte, como sea que la llamaran los chinos, estaba bajo el mando del almirante Zheng He.

Cruzó el Atlántico norte, descubrió la isla de Terranova (1417) y, tal vez al año siguiente (1418), al regresar de cartografiar la bahía de Hudson, se topó con los nórdicos de Groenlandia, en un estado de indigencia y al borde de la inanición. Los chinos “rescataron” a estas personas desesperadas y las transportaron a la isla de Terranova, la mítica Vinland de los nórdicos. Zheng He regresó a China, pero regresó a Terranova en 1435.

El mapa de Matteo Ricci (1552-1610) de 1605 tiene las tierras del Atlántico noroeste dibujadas de manera identificable. Alguien dedicó un tiempo a trazar el área del Atlántico noroeste, hizo la cartografía y regresó a China, escribiendo cuatro caracteres chinos en la tierra que se identificaría como Isla de Terranova: "Isla como un jardín chino". Según Lee, el mapa de Ricci es una copia de un mapa chino y que los chinos tenían un mapa completo del mundo en 1430, un mapa que incluía el área del Atlántico noroeste.

Kunyu Wanguo Quantu. Mapa del mundo chino, circa 1430.

¿Sabía Zheng He adónde iba? ¿La cartografía inicial fue realizada por una flota china anterior y antes de 1418? ¿Los almirantes de Zheng He hicieron el mapa de las tierras del norte? ¿Quién hubiera llamado la isla de Terranova con tanto entusiasmo?

Dondequiera que estuviera, el Gran Almirante parece haberse jactado:

Hemos atravesado más de 100.000 li de inmensos espacios de agua y hemos contemplado en el océano enormes olas como montañas que se elevan en el cielo, y hemos puesto los ojos en regiones bárbaras lejanas escondidas en una transparencia azul de vapores de luz, mientras nuestras velas, altivamente Desplegados como nubes día y noche, continuaron su curso. ..

Eso lo habría llevado a Groenlandia y de regreso en el marco de tiempo 1417-1419 de ese viaje.

Señales de un asentamiento perdido

Como ejercicio de confirmación, se utilizó Google Earth para buscar indicadores de ocupación nórdica y china de la isla de Terranova. Esa investigación resultó en la identificación de un patrón omnipresente. Se determinó que el patrón era una vivienda comunitaria, tal como lo habían descrito John Cabot en 1497 y Jacques Cartier en 1534.

Estas viviendas tenían hasta 164 pies (50 metros) de diámetro y contenían de 10 a 12 celdas familiares alrededor de un área común central. Estas viviendas parecían ser una adaptación de un piso de Hakka-Han TuLu en el sureste de China de la época (que continúa en la actualidad), el área que fue el origen de las Flotas del Tesoro. El patrón básico de alojamiento Hakka incorporó características nórdicas para adaptarse a las condiciones invernales, esas características que los descendientes de Beothuck habían incorporado en sus sótanos de raíces, muchas de las cuales aún existen. (Por cierto, el Hakka Tulu figura en la película reciente, "Mulan").

Las caminatas hacia el bosque confirmaron las especulaciones: los patrones en el suelo del bosque, ahora cubierto de árboles, ciertamente aún conservaban el patrón comunal discernible y reconocible de Tulu. Un estudio de la isla con Google Earth Pro reveló literalmente miles de estas estructuras. Una estimación relacionada con el número de estructuras detectadas sugirió viviendas de tal vez hasta 300.000 personas, un número enorme en comparación con los miserables varios miles que los expertos han estado sugiriendo hasta ahora.

Las imágenes de satélite revelaron estructuras que parecían ser muros defensivos, y las caminatas hacia el bosque confirmaron la existencia de los artefactos, algunos de los cuales no estaban completamente ocluidos por la sobrecarga de vegetación. Una caminata también resultó en el descubrimiento de una talla de una mano de tres metros de largo, cincelada en una pared de roca, con la letra “J” tallada justo encima y un cetro tallado a lo largo de la muñeca.

La mano tallada mide tres metros de largo. (Autor proporcionado)

Los siguientes descubrimientos fueron torres y un muro, y luego, sorprendentemente, varias pirámides de tipo budista. A unas 12 millas (20 km) de distancia, se descubrió un conjunto de edificios, incluida una pagoda de tres niveles y una iglesia de piedra intacta, una basílica, una estructura que no está en la historia de Terranova y Labrador, ni en la historia de la arquidiócesis católica romana local.

El siguiente descubrimiento asombroso fue un conjunto de enormes esculturas de acantilados, el primero encontrado fue un perro mítico chino, de aproximadamente 161 pies cuadrados (15 metros cuadrados). La imagen es casi idéntica a la de un sello postal chino de 2008 "El año del perro".

Encima de la talla del perro, y aproximadamente del mismo tamaño, estaba el Rey Mono, de nuevo de la mitología china. Se encontraron alrededor de un centenar de tallas en total, que varían en tamaño de 32 a 1640 pies (10 a 500 metros) de largo, siendo este último un pájaro, 500 metros desde el pico hasta las plumas de la cola, y alrededor de 656 pies (200 metros). punta de ala a punta de ala.

  • Disputa sobre la evidencia del uso de cannabis por parte de los vikingos en América del Norte
  • Los chinos pueden haber superado el famoso viaje de Colón por 70 años
  • Los vikingos no solo vinieron a Canadá de visita, sino que se quedaron durante siglos

El siguiente fenómeno misterioso descubierto fue un barco, de unos 35 metros (114 pies) de largo, que parece haber estado en construcción. Luego, se descubrieron unos diez barcos similares, todos en construcción, todos en el bosque muy lejos de la costa.

Varios de los que se determinó que eran botes de remos, tal vez taxis acuáticos, fueron ubicados, todavía intactos, preservados por los productos químicos en los estanques de turba donde ahora han permanecido durante tal vez hasta 400 años. Así, es posible determinar el diseño de estos barcos de hace tanto tiempo. Por qué los barcos se construyeron en el lugar descrito es un misterio en sí mismo y ha dado lugar a especulaciones tangenciales a esta narrativa.

Aunque algunos expertos han escrito sobre los enormes barcos chinos, el hecho es que los únicos barcos chinos existentes más o menos intactos del período chino medieval - y, de hecho, cualquier período medieval - y, por lo tanto, la única información precisa sobre estos barcos , no habiendo casi nada en China, están siendo preservados por las gélidas aguas del océano del noreste de la isla de Terranova. El siguiente barco existente más antiguo de ese período, en todo el mundo, es el buque de guerra británico, Mary Rose (Circa 1540), aproximadamente el 50% del cual se recuperó de su tumba de agua.

Recopilación de pruebas en Terranova

Aunque Zheng He fue borrado de la historia china poco después de 1433, China lo resucitó recientemente para, como algunos lo ven, una forma contemporánea de hegemonía china.

La narrativa aceptada, en China y el sudeste asiático, de la desaparición de Zheng He y su enorme séptima flota es que todos sucumbieron a un tifón en algún lugar cerca de Sri Lanka o Malasia. Prácticamente todos los países del sudeste asiático buscan pruebas de que Zheng He y los restos de su séptima flota se encuentran en algún lugar de su patio trasero. El gobierno chino, creyendo su propio mito, ha gastado recientemente cientos de millones de dólares, con la ayuda de la última tecnología militar china, en la creencia de que estaban destinados a encontrar los restos de su flota. No han encontrado nada.

El grupo de investigación en la isla de Terranova continúa haciendo descubrimiento tras descubrimiento que se asocian con la civilización chino-nórdica que comenzó alrededor de 1420: vertederos de peces, complejos portuarios, instalaciones de procesamiento de pescado, edificios (uno con una chimenea discernible), estructuras industriales (por ejemplo, enormes hornos).

Además, ahora que se ha recopilado considerable evidencia e información, es posible afirmar que, en el balance de probabilidades, las únicas personas en la isla en 1450 eran los nórdicos, los chinos y su progenie, que se llamaban a sí mismos “BeiHanKe "Pero que fue malinterpretado como" Beothuck ".

Una representación fantástica del encuentro de John Guy en 1612 con el Beothuck en Trinity Bay. De Theodor de Bry, América (Historia Americæ sive Novi Orbis) ,’ pt. XIII, alemán, editado por Matthaeus Merian. (Fráncfort: Caspar Rðtel, 1628, 1634) ( Instituto Canadiense de Microreproducciones Históricas )

La conclusión final es que el grupo de investigación en esa área remota ha encontrado los restos de una civilización chino-nórdica colapsada de la que los Beothuck contemporáneos son los restos. De lo contrario, se han topado con los restos de una civilización derrumbada de la que no se sabe nada más.


¿Un vampiro en Nueva Orleans? El misterioso caso de Jacque y el conde de St. Germain

Si los vampiros existieran en nuestra era moderna, sería fácil imaginarlos en Nueva Orleans, arrastrándose desde las sombras de las criptas en el cementerio de St. Louis o merodeando en busca de víctimas en los callejones sin iluminación del Barrio Francés. En Crescent City, la belleza y la oscuridad van de la mano y la historia avanza para darse a conocer en la actualidad. Las leyendas antiguas de estas criaturas inmortales llegaron a América junto con los inmigrantes y se adaptaron a su nueva tierra. Una de las leyendas vampíricas más perdurables de Nueva Orleans tiene sus raíces en el antiguo folclore europeo.

Según las historias, en algún momento a principios de la década de 1900, un hombre misterioso llegó a Nueva Orleans con el nombre de Jacque St. Germain. Guapo, elegante, rico, entretenido, extravagante, misterioso y un poco curioso, su reputación lo precedió y pronto fue un éxito en la sociedad de Nueva Orleans.


Contenido

Según las Sagas de los islandeses, los escandinavos de Islandia se establecieron por primera vez en Groenlandia en la década de 980. No hay ninguna razón especial para dudar de la autoridad de la información que proporcionan las sagas con respecto al comienzo mismo del asentamiento, pero no pueden tratarse como evidencia primaria de la historia de la Groenlandia nórdica porque encarnan las preocupaciones literarias de los escritores y del público en la época medieval. Islandia que no siempre son fiables. [5]

Erik el Rojo (nórdico antiguo: Eiríkr rauði), después de haber sido desterrado de Islandia por homicidio involuntario, exploró la deshabitada costa suroeste de Groenlandia durante los tres años de su destierro. [6] [7] Hizo planes para atraer a los colonos a la zona, nombrándola Groenlandia en el supuesto de que "la gente estaría más ansiosa por ir allí porque la tierra tenía un buen nombre". [8] Los confines de un largo fiordo, llamado Eiriksfjord después de él, fue donde finalmente estableció su propiedad Brattahlid. Emitió extensiones de tierra a sus seguidores. [9]

La Groenlandia nórdica constaba de dos asentamientos. El Este estaba en el extremo suroeste de Groenlandia, mientras que el Asentamiento Occidental estaba a unos 500 km de la costa oeste, tierra adentro desde la actual Nuuk. Un asentamiento más pequeño cerca del asentamiento oriental a veces se considera el asentamiento medio. La población combinada era de alrededor de 2000 a 3000. [10] Los arqueólogos han identificado al menos 400 granjas.[9] La Groenlandia nórdica tenía un obispado (en Garðar) y exportaba marfil de morsa, pieles, cuerdas, ovejas, ballenas y grasa de foca, animales vivos como osos polares, supuestos "cuernos de unicornio" (en realidad, colmillos de narval) y pieles de ganado. . En 1126, la población solicitó un obispo (con sede en Garðar), y en 1261, aceptaron el señorío del rey noruego. Continuaron teniendo su propia ley y se volvieron casi completamente independientes políticamente después de 1349, la época de la Peste Negra. En 1380, el Reino de Noruega estableció una unión personal con el Reino de Dinamarca. [11]

Comercio occidental y declive Editar

Hay evidencia de comercio nórdico con los nativos (llamado el Skræling por los nórdicos). Los nórdicos se habrían encontrado tanto con los nativos americanos (los Beothuk, parientes de los Algonquin) como con los Thule, los antepasados ​​de los Inuit. Los Dorset se habían retirado de Groenlandia antes del asentamiento nórdico de la isla. Elementos como fragmentos de peine, piezas de utensilios de cocina de hierro y cinceles, piezas de ajedrez, remaches de barcos, cepillos de carpintero y fragmentos de barcos de roble utilizados en los barcos inuit se han encontrado mucho más allá del alcance tradicional de la colonización nórdica. También se ha encontrado una pequeña estatua de marfil que parece representar a un europeo entre las ruinas de una casa comunitaria inuit. [11]

Los asentamientos comenzaron a declinar en el siglo XIV. El Asentamiento Occidental fue abandonado alrededor de 1350, y el último obispo de Garðar murió en 1377. [11] Después de que se registró un matrimonio en 1408, no hay registros escritos que mencionen a los colonos. Es probable que el Asentamiento Oriental haya desaparecido a finales del siglo XV. La fecha de radiocarbono más reciente encontrada en asentamientos nórdicos en 2002 fue 1430 (± 15 años). [ cita necesaria ] Se han propuesto varias teorías para explicar el declive.

La Pequeña Edad de Hielo de este período habría dificultado los viajes entre Groenlandia y Europa, así como la agricultura, aunque la caza de focas y otras formas de caza proporcionaba una dieta saludable, había más prestigio en la ganadería y había una mayor disponibilidad de granjas en Escandinavia. países despoblados por el hambre y las epidemias de peste. Además, el marfil de Groenlandia puede haber sido reemplazado en los mercados europeos por marfil más barato de África. [12] A pesar de la pérdida de contacto con los groenlandeses, la corona noruego-danesa continuó considerando Groenlandia como una posesión.

Sin saber si la antigua civilización nórdica permaneció en Groenlandia o no, y le preocupaba que si lo hiciera, seguiría siendo ortodoxa [13] [14] [15] [16] o católica 200 años después de que los países escandinavos hubieran experimentado la Reforma— En 1721 se envió a Groenlandia una expedición conjunta de comerciantes y clérigos encabezada por el misionero dano-noruego Hans Egede. Aunque esta expedición no encontró europeos supervivientes, marcó el comienzo de la reafirmación de la soberanía de Dinamarca sobre la isla.

Clima y Groenlandia nórdica Editar

Los groenlandeses nórdicos se limitaban a fiordos dispersos en la isla que proporcionaban un lugar para que sus animales (como ganado, ovejas, cabras, perros y gatos) se mantuvieran y se establecieran granjas. [17] [18] En estos fiordos, las granjas dependían de los corrales para albergar a su ganado en el invierno, y sacrificaban rutinariamente sus rebaños para sobrevivir la temporada. [17] [18] [19] Las próximas estaciones cálidas significaron que el ganado fue llevado de sus establos a los pastos, siendo el más fértil controlado por las granjas más poderosas y la iglesia. [18] [19] [20] Lo producido por la ganadería y la agricultura se complementó con la caza de subsistencia de principalmente focas y caribúes, así como morsas para el comercio. [17] [18] [19] Los nórdicos se basaron principalmente en el Nordrsetur caza, una caza comunitaria de focas arpa migratorias que se llevaría a cabo durante la primavera. [17] [20] El comercio era muy importante para los nórdicos de Groenlandia y dependían de las importaciones de madera debido a la esterilidad de Groenlandia. A su vez, exportaban bienes como marfil y piel de morsa, osos polares vivos y colmillos de narval. [19] [20] En última instancia, estas configuraciones eran vulnerables ya que dependían de los patrones migratorios creados por el clima, así como del bienestar de los pocos fiordos de la isla. [18] [20] Una parte del tiempo que existieron los asentamientos de Groenlandia fue durante la Pequeña Edad de Hielo y el clima, en general, se volvió más frío y húmedo. [17] [18] [19] A medida que el clima comenzó a enfriarse y la humedad comenzó a aumentar, esto trajo inviernos más largos y primaveras más cortas, más tormentas y afectó los patrones migratorios de la foca arpa. [17] [18] [19] [20] El espacio para pastos comenzó a disminuir y la producción de forraje para el invierno se redujo mucho. Esto, combinado con el sacrificio regular del rebaño, hizo que fuera difícil mantener el ganado, especialmente para los más pobres de los nórdicos de Groenlandia. [17] En primavera, los viajes a lugares donde se podían encontrar focas arpa migratorias se volvieron más peligrosos debido a las tormentas más frecuentes, y la menor población de focas arpa significó que Nordrsetur las cacerías se volvieron menos exitosas, lo que dificultó enormemente la caza de subsistencia. [17] [18] La presión sobre los recursos dificultó el comercio y, a medida que pasaba el tiempo, las exportaciones de Groenlandia perdieron valor en el mercado europeo debido a los países competidores y la falta de interés en lo que se comerciaba. [20] El comercio de marfil de elefante comenzó a competir con el comercio de colmillos de morsa que proporcionaba ingresos a Groenlandia, y hay evidencia de que la caza excesiva de morsa, particularmente de los machos con colmillos más grandes, condujo a una disminución de la población de morsa. [21]

Además, parecía que los nórdicos no estaban dispuestos a integrarse con el pueblo Thule de Groenlandia, ni por matrimonio ni por cultura. Hay evidencia de contacto como se ve a través del registro arqueológico de Thule que incluye representaciones de marfil de los nórdicos, así como artefactos de bronce y acero. Sin embargo, esencialmente no hay evidencia material del Thule entre los artefactos nórdicos. [17] [18] En investigaciones anteriores se postuló que no fue solo el cambio climático lo que llevó al declive de los nórdicos, sino también su falta de voluntad para adaptarse. [17] Por ejemplo, si los nórdicos hubieran decidido centrar su caza de subsistencia en la foca anillada (que se podía cazar durante todo el año, aunque individualmente), y hubieran decidido reducir o eliminar sus cacerías comunales, la comida habría sido mucho menor. escasa durante la temporada de invierno. [18] [19] [20] [22] Además, si los nórdicos hubieran usado piel en lugar de lana para producir su ropa, habrían podido vivir mejor más cerca de la costa, y no habrían estado tan limitados a la fiordos. [18] [19] [20] Sin embargo, investigaciones más recientes han demostrado que los nórdicos intentaron adaptarse a su manera. [23] Algunos de estos intentos incluyeron un aumento de la caza de subsistencia. Se puede encontrar una cantidad significativa de huesos de animales marinos en los asentamientos, lo que sugiere un aumento de la caza con la ausencia de alimentos de cultivo. [23] Además, los registros de polen muestran que los nórdicos no siempre devastaron los pequeños bosques y el follaje como se pensaba anteriormente. En cambio, los nórdicos se aseguraron de que las secciones sobrepastoreadas o sobreutilizadas tuvieran tiempo para volver a crecer y trasladarse a otras áreas. [23] Los agricultores nórdicos también intentaron adaptarse. Con la creciente necesidad de forraje de invierno y pastos más pequeños, autofertilizarían sus tierras en un intento de mantenerse al día con las nuevas demandas causadas por el cambio climático. [23] Sin embargo, incluso con estos intentos, el cambio climático no fue lo único que ejerció presión sobre los nórdicos de Groenlandia. La economía estaba cambiando y las exportaciones de las que dependían estaban perdiendo valor. [20] La investigación actual sugiere que los nórdicos no pudieron mantener sus asentamientos debido al cambio económico y climático que estaba sucediendo al mismo tiempo. [23] [24]

Según las sagas islandesas:La saga de Eirik el Rojo, [25] Saga de los groenlandeses, más capítulos del Hauksbók y el Libro Flatey—Los nórdicos comenzaron a explorar tierras al oeste de Groenlandia solo unos años después de que se establecieran los asentamientos de Groenlandia. En 985, mientras navegaba de Islandia a Groenlandia con una flota migratoria formada por 400-700 colonos [9] [26] y otros 25 barcos (14 de los cuales completaron el viaje), un comerciante llamado Bjarni Herjólfsson se desvió del rumbo, y después Tres días de navegación avistó tierra al oeste de la flota. Bjarni solo estaba interesado en encontrar la granja de su padre, pero le describió sus hallazgos a Leif Erikson, quien exploró el área con más detalle y plantó un pequeño asentamiento quince años después. [9]

Las sagas describen tres áreas separadas que fueron exploradas: Helluland, que significa "tierra de las piedras planas" Markland, "la tierra de los bosques", definitivamente de interés para los colonos en Groenlandia donde había pocos árboles y Vinland, "la tierra del vino ", encontrado en algún lugar al sur de Markland. Fue en Vinland donde se fundó el asentamiento descrito en las sagas.

Campamento de invierno de Leif

Utilizando las rutas, los puntos de referencia, las corrientes, las rocas y los vientos que Bjarni le había descrito, Leif navegó desde Groenlandia hacia el oeste a través del mar de Labrador, con una tripulación de 35 personas, navegando con el mismo knarr que Bjarni había utilizado para hacer el viaje. Describió Helluland como "llano y boscoso, con amplias playas blancas dondequiera que fueran y una costa de suave pendiente". [9] Leif y otros habían querido que su padre, Erik el Rojo, dirigiera esta expedición y lo convencieron. Sin embargo, cuando Erik intentó unirse a su hijo Leif en el viaje hacia estas nuevas tierras, se cayó de su caballo al resbalar sobre las rocas mojadas cerca de la orilla, por lo que resultó herido y se quedó atrás. [9]

Leif pasó el invierno en 1001, probablemente cerca del cabo Bauld, en el extremo norte de Terranova, donde un día encontraron borracho a su padre adoptivo, Tyrker, en lo que la saga describe como "bayas de vino". Las bayas, las grosellas y los arándanos crecían silvestres en la zona. Existen diversas explicaciones para que Leif aparentemente describa las bayas fermentadas como "vino".

Leif pasó otro invierno en "Leifsbúðir" sin conflicto, y navegó de regreso a Brattahlíð en Groenlandia para asumir deberes filiales con su padre.

El viaje de Thorvald (1004 d.C.)

En 1004, el hermano de Leif, Thorvald Eiriksson, navegó con una tripulación de 30 hombres a Vinland y pasó el invierno siguiente en el campamento de Leif. En la primavera, Thorvald atacó a nueve de los lugareños que dormían debajo de tres canoas cubiertas de piel. La novena víctima escapó y pronto regresó al campamento nórdico con una fuerza. Thorvald fue asesinado por una flecha que logró atravesar la barricada. Aunque se produjeron breves hostilidades, los exploradores nórdicos se quedaron otro invierno y se marcharon la primavera siguiente. Posteriormente, otro de los hermanos de Leif, Thorstein, navegó hacia el Nuevo Mundo para recuperar el cuerpo de su hermano muerto, pero murió antes de salir de Groenlandia. [9]

Expedición de Karlsefni (1009 d.C.)

En 1009, Thorfinn Karlsefni, también conocido como "Thorfinn el Valiente", suministró tres barcos con ganado y 160 hombres y mujeres [26] (aunque otra fuente establece el número de colonos en 250). Después de un invierno cruel, se dirigió al sur y aterrizó en Straumfjord. Más tarde se mudó a Straumsöy, posiblemente porque la corriente era más fuerte allí. Aquí se observa un signo de relaciones pacíficas entre los pueblos indígenas y los escandinavos. Los dos bandos intercambiaban pieles y pieles de ardilla gris por leche y tela roja, que los indígenas ataban alrededor de sus cabezas a modo de tocado.

Hay historias contradictorias, pero un relato dice que un toro perteneciente a Karlsefni salió del bosque atropellado, asustando tanto a los nativos que corrieron hacia sus botes desolladores y se alejaron remando. Regresaron tres días después, en vigor. Los nativos usaron catapultas, izando "una gran esfera en un poste de color azul oscuro" y del tamaño del vientre de una oveja, [28] que voló sobre las cabezas de los hombres y produjo un feo estruendo. [28]

Los escandinavos se retiraron. La media hermana de Leif Erikson, Freydís Eiríksdóttir, estaba embarazada y no podía seguir el ritmo de los escandinavos en retirada. Les llamó para que dejaran de huir de "esos desgraciados lamentables", y agregó que si tuviera armas, podría hacerlo mejor que eso. Freydís se apoderó de la espada que pertenecía a un hombre que había sido asesinado por los nativos. Sacó uno de sus pechos de su corpiño y lo golpeó con la espada, asustando a los nativos, que huyeron. [28]

Se han encontrado supuestas piedras rúnicas en América del Norte, la más famosa es la piedra rúnica de Kensington. Por lo general, se considera que son engaños o malas interpretaciones de los petroglifos de los nativos americanos. [29]

Hay muchas afirmaciones de colonización nórdica en Nueva Inglaterra, ninguna bien fundada.

Los monumentos que se dice que son nórdicos incluyen: [30]

Norumbega de Horsford Editar

El químico de Harvard del siglo XIX, Eben Norton Horsford, conectó la cuenca del río Charles con lugares descritos en las sagas nórdicas y en otros lugares, en particular Norumbega. [31] Publicó varios libros sobre el tema e hizo que se erigieran placas, monumentos y estatuas en honor a los nórdicos. [32] Su trabajo recibió poco apoyo de los historiadores y arqueólogos de la corriente principal en ese momento, y aún menos hoy. [33] [34] [35]

Otros escritores del siglo XIX, como el amigo de Horsford, Thomas Gold Appleton, en su Un fajo de papeles (1875) y George Perkins Marsh, en su Los godos en Nueva Inglaterra, aprovechó esas falsas nociones de la historia vikinga también para promover la superioridad de los blancos (así como para oponerse a la Iglesia Católica). Este mal uso de la historia y las imágenes vikingas resurgió en el siglo XX entre algunos grupos que promovían la supremacía blanca. [36]

Los asentamientos en la América del Norte continental tenían como objetivo explotar recursos naturales como las pieles y, en particular, la madera aserrada, que escaseaba en Groenlandia. [37] No está claro por qué los asentamientos a corto plazo no se volvieron permanentes, aunque probablemente se debió en parte a las relaciones hostiles con los pueblos indígenas, a los que se hace referencia como Skræling por los nórdicos. [38] Sin embargo, parece que los viajes esporádicos a Markland en busca de forrajes, madera y comercio con los lugareños podrían haber durado hasta 400 años. [39] [40]

Desde 985 hasta 1410, Groenlandia estuvo en contacto con el mundo. Luego silencio. En 1492, el Vaticano señaló que no se habían recibido noticias de ese país "en el fin del mundo" durante 80 años, y el obispado de la colonia fue ofrecido a un cierto eclesiástico si iba a "restaurar el cristianismo" allí. No fue. [41]

Durante siglos no quedó claro si las historias islandesas representaban viajes reales de los nórdicos a América del Norte. Las sagas ganaron por primera vez una respetabilidad histórica seria en 1837 cuando el anticuario danés Carl Christian Rafn señaló la posibilidad de un asentamiento nórdico en, o viajes a, América del Norte. América del Norte, con el nombre de Winland, apareció por primera vez en fuentes escritas en una obra de Adam de Bremen de aproximadamente 1075. Las obras más importantes sobre América del Norte y las primeras actividades nórdicas allí, a saber, las Sagas de los islandeses, se registraron en los siglos XIII y XIII. Siglos XIV. En 1420, algunos cautivos inuit y sus kayaks fueron llevados a Escandinavia. [43] Los sitios nórdicos fueron representados en el mapa de Skálholt, hecho por un maestro islandés en 1570 y que representa parte del noreste de América del Norte y menciona Helluland, Markland y Vinland. [44]

La evidencia del oeste nórdico de Groenlandia se produjo en la década de 1960 cuando la arqueóloga Anne Stine Ingstad y su esposo, el amante de la naturaleza y autor Helge Ingstad, excavaron un sitio nórdico en L'Anse aux Meadows en Terranova. Sin embargo, la ubicación de las diversas tierras descritas en las sagas sigue sin estar clara. Muchos historiadores identifican Helluland con la isla de Baffin y Markland con Labrador. La ubicación de Vinland plantea una cuestión más espinosa.

En 2012, investigadores canadienses identificaron posibles signos de puestos de avanzada nórdicos en Nanook en Tanfield Valley en la isla Baffin, así como en Nunguvik, Willows Island y Avayalik. [45] [46] [47] El cordaje de tela inusual encontrado en la isla de Baffin en la década de 1980 y almacenado en el Museo Canadiense de Civilización fue identificado en 1999 como posiblemente de fabricación nórdica. Ese descubrimiento llevó a una exploración más profunda de la arqueología del Valle de Tanfield. sitio para puntos de contacto entre los groenlandeses nórdicos y la gente indígena de Dorset. [48] ​​[49]

Se pensó originalmente que los hallazgos arqueológicos en 2015 en Point Rosee, [50] [51] en la costa suroeste de Terranova, revelaron evidencia de un muro de césped y el asado de mineral de hierro de la ciénaga, y por lo tanto un posible asentamiento nórdico del siglo X en Canadá. [52] Los hallazgos de la excavación de 2016 sugieren que la pared de césped y el mineral de hierro de la turbera tostada descubiertos en 2015 fueron el resultado de procesos naturales. [53] El posible asentamiento se descubrió inicialmente a través de imágenes de satélite en 2014, [54] y los arqueólogos excavaron el área en 2015 y 2016. [54] [52] Birgitta Linderoth Wallace, una de las principales expertas en arqueología nórdica en América del Norte y un experto en el sitio nórdico en L'Anse aux Meadows, no está seguro de la identificación de Point Rosee como un sitio nórdico. [55] La arqueóloga Karen Milek fue miembro de la excavación de Point Rosee de 2016 y es una experta nórdica. También expresó sus dudas de que Point Rosee fuera un sitio nórdico, ya que no hay buenos sitios de desembarco para sus botes y hay acantilados escarpados entre la costa y el sitio de excavación. [56] En su informe del 8 de noviembre de 2017 [57] Sarah Parcak y Gregory Mumford, codirectores de la excavación, escribieron que "no encontraron evidencia alguna de presencia nórdica o actividad humana en Point Rosee antes de la histórica período "[51] y que" ninguno de los miembros del equipo, incluidos los especialistas nórdicos, consideró que esta área tenía rastros de actividad humana ". [50]


Contenido

Colonización nórdica de las Américas Editar

Los viajes nórdicos a Groenlandia y Canadá antes de los viajes de Colón están respaldados por evidencia histórica y arqueológica. Una colonia nórdica se estableció en Groenlandia a finales del siglo X y duró hasta mediados del siglo XV, con asambleas de la corte y el parlamento (cosa) que tiene lugar en Brattahlíð y un obispo está destinado en Garðar. [7] Los restos de un asentamiento nórdico en L'Anse aux Meadows en lo que ahora es Terranova, una gran isla en la costa atlántica de Canadá, fueron descubiertos en 1960 y datados por radiocarbono entre 990 y 1050 EC. [3] Este sigue siendo el único sitio ampliamente aceptado como evidencia de un contacto transoceánico precolombino post-prehistórico con las Américas. L'Anse aux Meadows fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978. [8] También está posiblemente relacionada con el intento de colonia de Vinland establecida por Leif Erikson alrededor del mismo período o, más ampliamente, con la exploración nórdica de las Américas. [9]

Aunque L'Anse aux Meadows establece que los colonos nórdicos viajaron y construyeron estructuras permanentes en América del Norte, existen pocas fuentes que describan el contacto entre los pueblos indígenas y los nórdicos.Se conoce el contacto entre la gente de Thule (antepasados ​​de los inuit modernos) y los nórdicos en los siglos XII o XIII. Los groenlandeses nórdicos llamaron a estos colonos entrantes "skrælingar". El conflicto entre los groenlandeses y los "skrælings" se registra en el Anales islandeses. El término skrælings también se usa en las sagas de Vínland, que se relacionan con eventos durante el siglo X, cuando se describe el comercio y el conflicto con los pueblos nativos. [10]

Contacto polinesio, melanesio y austronesio Editar

Estudios genéticos Editar

Entre 2007 y 2009, el genetista Erik Thorsby y sus colegas publicaron dos estudios en Antígenos tisulares que evidencia una contribución genética amerindia a las poblaciones humanas en la Isla de Pascua, determinando que probablemente fue introducido antes del descubrimiento europeo de la isla. [11] [12] En 2014, la genetista Anna-Sapfo Malaspinas del Centro de Geogenética de la Universidad de Copenhague publicó un estudio en Biología actual que encontró evidencia genética humana de contacto entre las poblaciones de la Isla de Pascua y América del Sur, que data de hace aproximadamente 600 años (es decir, 1400 EC ± 100 años). [13]

En una investigación publicada en 2013, se descubrió que algunos miembros del ahora extinto pueblo Botocudo, que vivían en el interior de Brasil, eran miembros del haplogrupo B4a1a1 del ADNmt, que normalmente se encuentra solo entre los polinesios y otros subgrupos de austronesios. Esto se basó en un análisis de catorce cráneos. Dos pertenecían a B4a1a1 (mientras que doce pertenecían a subclades del haplogrupo C1 de ADNmt, común entre los nativos americanos). El equipo de investigación examinó varios escenarios, ninguno de los cuales pudo decir con certeza era correcto. Descartaron un escenario de contacto directo en la prehistoria entre Polinesia y Brasil como "demasiado improbable para ser entretenido seriamente". Si bien B4a1a1 también se encuentra entre el pueblo malgache de Madagascar (que experimentó un asentamiento austronesio significativo en la prehistoria), los autores describieron como sugerencias "fantasiosas" que B4a1a1 entre los Botocudo era el resultado de la trata de esclavos africanos (que incluía Madagascar). [14]

Un estudio genético publicado en Naturaleza en julio de 2015 declaró que "algunos nativos americanos del Amazonas descienden en parte de una población fundadora que tenía una ascendencia más estrechamente relacionada con los australianos indígenas, los habitantes de Nueva Guinea y los isleños de Andaman que con cualquier euroasiático o nativo americano actual". [15] [16] Los autores, que incluyeron a David Reich, agregaron: "Esta firma no está presente en la misma medida, o en absoluto, en los norteamericanos y centroamericanos actuales o en un

Genoma asociado a Clovis de 12.600 años de antigüedad, lo que sugiere un conjunto más diverso de poblaciones fundadoras de las Américas de lo que se aceptaba anteriormente ". Esto parece entrar en conflicto con un artículo publicado aproximadamente simultáneamente en Ciencias que adopta la perspectiva de consenso anterior, es decir, que los antepasados ​​de todos los nativos americanos ingresaron a las Américas en una sola ola de migración desde Siberia no antes de

23 ka, separada de los inuit y diversificada en ramas nativas americanas "del norte" y "del sur"

13 ka. Existe evidencia de un flujo de genes posterior a la divergencia entre algunos nativos americanos y grupos relacionados con los asiáticos orientales / inuit y australo-melanesios. [17] Esto es evidencia de contacto por grupos prepolinesios de Oceanía, p. Ej. Melanesios u otros austronesios.

En 2020 otro estudio en Naturaleza encontraron que las poblaciones en las islas Mangareva, Marquesas y Palliser y la Isla de Pascua tenían una mezcla genética de poblaciones indígenas de América del Sur, siendo el ADN de las poblaciones contemporáneas de la gente Zenú de la costa del Pacífico de Colombia la coincidencia más cercana. Los autores sugieren que las firmas genéticas probablemente fueron el resultado de un único contacto antiguo. Propusieron que un evento de mezcla inicial entre indígenas sudamericanos y polinesios ocurrió en el este de Polinesia entre 1150 y 1230 EC, con una posterior mezcla en la Isla de Pascua alrededor de 1380 EC, [4] pero sugirieron otros posibles escenarios de contacto, por ejemplo, viajes polinesios al sur. América seguida por el regreso de los polinesios a la Polinesia con los sudamericanos o con el patrimonio genético sudamericano. [18] Varios académicos no involucrados en el estudio sugirieron que era más probable un evento de contacto en América del Sur. [19] [20] [21]

Otras afirmaciones de contacto polinesio y / o melanesio Editar

Batata Editar

La batata, un cultivo alimenticio originario de América, estaba muy extendida en la Polinesia cuando los exploradores europeos llegaron por primera vez al Pacífico. La batata ha sido fechada por radiocarbono en las Islas Cook hasta el año 1000 EC, [ contradictorio ] y el pensamiento actual es que fue llevado a la Polinesia central c. 700 d.C. y se extendió por la Polinesia desde allí. [22] Se ha sugerido que fue traído por polinesios que habían viajado a través del Pacífico a Sudamérica y regresaron, o que los sudamericanos lo llevaron a Polinesia. [23] También es posible que la planta flotara a través del océano después de ser descartada del cargamento de un barco. [24] El análisis filogenético respalda la hipótesis de al menos dos introducciones separadas de batatas de América del Sur en la Polinesia, incluida una antes y otra después del contacto europeo. [25]

Los lingüistas holandeses y especialistas en lenguas amerindias Willem Adelaar y Pieter Muysken han sugerido que la palabra para batata es compartida por las lenguas polinesias y las lenguas de América del Sur. Protopolinesio *kumala [26] (comparar Isla de Pascua Kumara, Hawaiano ʻUala, Maorí Kumara cognados aparentes fuera de la Polinesia Oriental pueden tomarse prestados de las lenguas de la Polinesia Oriental, lo que pone en duda el estatus y la edad protopolinesia) puede estar conectado con el quechua y el aymara k'umar

Adelaar y Muysken afirman que la similitud en la palabra para camote "constituye una prueba cercana de contacto incidental entre habitantes de la región andina y el Pacífico Sur". Los autores argumentan que la presencia de la palabra boniato sugiere un contacto esporádico entre Polinesia y América del Sur, pero no necesariamente migraciones. [27]

Canoas de California Editar

Investigadores como Kathryn Klar y Terry Jones han propuesto una teoría del contacto entre los hawaianos y la gente de Chumash del sur de California entre los años 400 y 800 d.C. Las canoas de tablones cosidos fabricadas por Chumash y la vecina Tongva son únicas entre los pueblos indígenas de América del Norte, pero tienen un diseño similar a las canoas más grandes utilizadas por polinesios y melanesios para viajes en alta mar. Tomolo'o, la palabra chumash para tal oficio, puede derivar de tumula'au/kumula'au, el término hawaiano para los troncos en los que los constructores de barcos tallan tablas para coserlas en canoas. [28] [29] El término análogo de Tongva, tii'at, no está relacionado. Si ocurrió, este contacto no dejó ningún legado genético en California o Hawái. Esta teoría ha atraído una atención limitada de los medios dentro de California, pero la mayoría de los arqueólogos de las culturas Tongva y Chumash la rechazan con el argumento de que el desarrollo independiente de la canoa de tablones cosidos durante varios siglos está bien representado en el registro material. [30] [31] [32]

Pollos Editar

En 2007, surgieron evidencias que sugerían la posibilidad de un contacto precolombino entre el pueblo mapuche (araucanos) del centro-sur de Chile y los polinesios. Los huesos de pollos Araucana encontrados en el sitio El Arenal en la Península de Arauco, un área habitada por Mapuche, apoyan una introducción precolombina de variedades locales de las islas del Pacífico Sur a América del Sur. [33] Los huesos encontrados en Chile fueron datados por radiocarbono entre 1304 y 1424, antes de la llegada de los españoles. Las secuencias de ADN de los pollos se compararon con las de los pollos en Samoa Americana y Tonga, y se encontró que eran diferentes a las de los pollos europeos. [34] [35]

Sin embargo, este hallazgo fue cuestionado por un estudio de 2008 que cuestionó su metodología y concluyó que su conclusión es defectuosa, aunque la teoría que postula aún puede ser posible. [36] Otro estudio en 2014 reforzó ese rechazo, y postuló la falla crucial en la investigación inicial: "El análisis de especímenes antiguos y modernos revela una firma genética polinesia única" y que "una conexión previamente informada entre América del Sur preeuropea y Lo más probable es que los polines de la Polinesia sean el resultado de la contaminación con ADN moderno, y es probable que este problema confunda los estudios de ADN antiguo que involucran secuencias de pollo del haplogrupo E ". [37]

Ageratum conyzoides Editar

Ageratum conyzoides, también conocido como billygoat-weed, chick weed, goatweed o whiteweed, es originario de las Américas tropicales y fue encontrado en Hawai por William Hillebrand en 1888, quien consideró que había crecido allí antes de la llegada del Capitán Cook en 1778. Un nativo legítimo nombre (meie parari o mei rore) y el uso medicinal nativo establecido y el uso como aroma y en leis se han ofrecido como apoyo para la era precocina. [38] [39]

Cúrcuma Editar

Cúrcuma (Curcuma longa) se originó en Asia, y hay evidencia lingüística y circunstancial de la propagación y el uso de la cúrcuma por los pueblos austronesios en Oceanía y Madagascar. Günter Tessmann en 1930 (300 años después del contacto europeo) informó que una especie de Cúrcuma fue cultivada por la tribu Amahuaca al este del Alto Río Ucayali en Perú y era una planta de tinte que se usaba para pintar el cuerpo, y los Witoto cercanos la usaban como pintura facial en sus bailes ceremoniales. [40] [41] David Sopher señaló en 1950 que "la evidencia de una introducción transpacífica preeuropea de la planta por parte del hombre parece realmente muy fuerte". [42]

Lingüística del hacha de piedra Editar

La palabra para "hacha de piedra" en Isla de Pascua es toki, entre los maoríes de Nueva Zelanda toki ("azuela"), mapuche toki en Chile y Argentina, y más allá, Yurumanguí totoki ("hacha") de Colombia. [27] La ​​palabra mapuche toqui también puede significar "jefe" y por lo tanto estar vinculado a la palabra quechua toqe ("jefe de milicia") y el aymara toqueni ("persona de gran juicio"). [43] En opinión de Moulian et al. (2015) los posibles vínculos sudamericanos complican las cosas en cuanto a la visión de la palabra toki como sugerente de contacto polinesio. [43]

Similitud de características Editar

En diciembre de 2007, se encontraron varios cráneos humanos en un museo en Concepción, Chile. Estos cráneos se originaron en la isla Mocha, una isla frente a la costa de Chile en el Océano Pacífico, anteriormente habitada por los mapuche. El análisis craneométrico de los cráneos, según Lisa Matisoo-Smith de la Universidad de Otago y José Miguel Ramírez Aliaga de la Universidad de Valparaíso, sugiere que los cráneos tienen "rasgos polinesios", como una forma pentagonal cuando se ven desde atrás, y una mecedora. mandíbulas. [44]

Reclamaciones de contacto con Ecuador Editar

Un estudio genético de 2013 sugiere la posibilidad de contacto entre Ecuador y Asia Oriental. El estudio sugiere que el contacto podría haber sido transoceánico o una migración costera en etapa tardía que no dejó huellas genéticas en América del Norte. [45]

Reclamaciones de contactos chinos Editar

Otros investigadores han argumentado que la civilización olmeca nació con la ayuda de refugiados chinos, particularmente al final de la dinastía Shang. [47] En 1975, Betty Meggers de la Institución Smithsonian argumentó que la civilización olmeca se originó alrededor del 1200 a. C. debido a las influencias chinas Shang. [48] ​​En un libro de 1996, Mike Xu, con la ayuda de Chen Hanping, afirmó que los celtas de La Venta tienen caracteres chinos. [49] [50] Estas afirmaciones no están respaldadas por los principales investigadores mesoamericanos. [51]

Se han hecho otras afirmaciones sobre el contacto temprano de China con América del Norte. En 1882, se informó que aproximadamente 30 monedas de bronce, quizás ensartadas, se encontraron en el área de Cassiar Gold Rush, aparentemente cerca de Dease Creek, un área que estaba dominada por los mineros de oro chinos. Un relato contemporáneo dice: [52]

En el verano de 1882, un minero encontró en el arroyo De Foe (¿Deorse?), Distrito de Cassiar, Br. Columbia, treinta monedas chinas en la arena aurífera, veinticinco pies por debajo de la superficie. Parecían haber sido ensartados, pero al levantarlos, el minero los dejó caer. La tierra por encima y alrededor de ellos era tan compacta como cualquier otra en el vecindario. Una de estas monedas la examiné en la tienda de Chu Chong en Victoria. Ni en metal ni en marcas se parecía a las monedas modernas, pero en sus figuras se parecía más a un calendario azteca. Por lo que puedo distinguir las marcas, este es un ciclo cronológico chino de sesenta años, inventado por el emperador Huungti, 2637 a. C., y que circula de esta forma para que su pueblo lo recuerde.

Grant Keddie, curador de arqueología del Royal B.C. El museo los identificó como fichas de templo de buena suerte acuñadas en el siglo XIX. Él creía que las afirmaciones de que eran muy antiguas los hacían notorios y que "las monedas del templo se mostraron a muchas personas y diferentes versiones de historias relacionadas con su descubrimiento y edad se difundieron por la provincia para ser impresas y cambiadas con frecuencia por muchos autores en los últimos 100 años ". [53]

Un grupo de misioneros budistas chinos liderados por Hui Shen antes del año 500 d.C. afirmó haber visitado un lugar llamado Fusang. Aunque los cartógrafos chinos colocaron este territorio en la costa asiática, otros han sugerido ya en el siglo XIX [54] que Fusang podría haber estado en América del Norte, debido a las similitudes percibidas entre partes de la costa de California y Fusang según lo descrito por fuentes asiáticas. [55]

En su libro 1421: el año en que China descubrió el mundo, El autor británico Gavin Menzies hizo la afirmación infundada de que las flotas del tesoro del almirante Ming Zheng He llegaron a América en 1421. [56] Los historiadores profesionales sostienen que Zheng He llegó a la costa oriental de África, y descartan la hipótesis de Menzies como totalmente sin pruebas. [57] [58] [59] [60]

En 1973 y 1975, en la costa de California se descubrieron piedras con forma de rosquilla que se asemejaban a anclas de piedra que usaban los pescadores chinos. Estas piedras (a veces llamadas Piedras de Palos Verdes) inicialmente se pensaba que tenían hasta 1.500 años de antigüedad y, por lo tanto, prueba del contacto precolombino por parte de los marineros chinos. Investigaciones geológicas posteriores mostraron que estaban hechos de una roca local que se conoce como pizarra de Monterey, y se cree que fueron utilizados por colonos chinos que pescaban en la costa durante el siglo XIX. [61]

Reclamaciones de contactos japoneses Editar

El arqueólogo Emilio Estrada y sus colaboradores escribieron que la alfarería que se asoció con la cultura Valdivia de la costa de Ecuador y databa de 3000-1500 a.C. exhibía similitudes con la alfarería que se produjo durante el período Jōmon en Japón, argumentando que el contacto entre las dos culturas podría explicar Las similitudes. [62] [63] Los problemas cronológicos y de otro tipo han llevado a la mayoría de los arqueólogos a descartar esta idea como inverosímil. [64] [65] Se ha sugerido que las semejanzas (que no son completas) se deben simplemente al número limitado de diseños posibles al incidir arcilla.

La antropóloga de Alaska Nancy Yaw Davis afirma que el pueblo Zuni de Nuevo México exhibe similitudes lingüísticas y culturales con los japoneses. [66] El idioma Zuni es un aislado lingüístico, y Davis sostiene que la cultura parece diferir de la de los nativos circundantes en términos de tipo de sangre, enfermedad endémica y religión. Davis especula que sacerdotes budistas o campesinos inquietos de Japón pueden haber cruzado el Pacífico en el siglo XIII, viajar al suroeste de Estados Unidos e influir en la sociedad zuni. [66]

En la década de 1890, el abogado y político James Wickersham [67] argumentó que el contacto precolombino entre marineros japoneses y nativos americanos era muy probable, dado que desde principios del siglo XVII hasta mediados del siglo XIX se sabe que varias docenas de barcos japoneses han sido llevado desde Asia a América del Norte a lo largo de las poderosas corrientes de Kuroshio. Los barcos japoneses desembarcaron en lugares entre las Islas Aleutianas en el norte y México en el sur, transportando un total de 293 personas en los 23 casos en los que se incluyeron recuentos de personas en los registros históricos. En la mayoría de los casos, los marineros japoneses regresaron gradualmente a casa en buques mercantes. En 1834, un barco japonés desarmado y sin timón naufragó cerca de Cape Flattery en el noroeste del Pacífico. Tres supervivientes del barco fueron esclavizados por Makahs durante un período antes de ser rescatados por miembros de la Compañía de la Bahía de Hudson. Nunca pudieron regresar a su tierra natal debido a la política aislacionista de Japón en ese momento. [68] [69] Otro barco japonés desembarcó alrededor de 1850 cerca de la desembocadura del río Columbia, escribe Wickersham, y los marineros fueron asimilados a la población nativa americana local. Si bien admitió que no hay pruebas definitivas de contacto precolombino entre japoneses y norteamericanos, Wickersham pensó que era inverosímil que tales contactos como los descritos anteriormente hubieran comenzado solo después de que los europeos llegaran a América del Norte y comenzaran a documentarlos.

En 1879, Alexander Cunningham escribió una descripción de las tallas en la Stupa de Bharhut en el centro de la India, que data de c. 200 a. C., entre los cuales señaló lo que parecía ser una representación de una chirimoya (Annona squamosa). [70] Cunningham no sabía inicialmente que esta planta, autóctona de los trópicos del Nuevo Mundo, se introdujo en la India después del descubrimiento de la ruta marítima por Vasco da Gama en 1498, y se le señaló el problema. Un estudio de 2009 afirmó haber encontrado restos carbonizados que datan del año 2000 a. C. y parecen ser los de semillas de chirimoya. [71]

Grafton Elliot Smith afirmó que ciertos motivos presentes en las tallas de las estelas mayas en Copán representaban al elefante asiático, y escribió un libro sobre el tema titulado Elefantes y etnólogos en 1924. Los arqueólogos contemporáneos sugirieron que las representaciones se basaban casi con certeza en el tapir (indígena), con el resultado de que las sugerencias de Smith generalmente han sido descartadas por investigaciones posteriores. [72]

Algunos objetos representados en tallas de Karnataka, que datan del siglo XII, que se asemejan a mazorcas de maíz (Zea mays—Un cultivo nativo del Nuevo Mundo), fueron interpretados por Carl Johannessen en 1989 como evidencia de contacto precolombino. [73] Estas sugerencias fueron rechazadas por varios investigadores indios basándose en varias líneas de evidencia. Algunos han afirmado que el objeto representa en cambio un "Muktaphala", una fruta imaginaria adornada con perlas. [74] [75]

Hay algunas anomalías lingüísticas que ocurren en la región de América Central, específicamente en la región de Chiapas, México y las islas del Caribe que podrían sugerir que los marineros indios / del sudeste asiático se dirigieron a las Américas antes de Colón.Para empezar, la palabra arawakan-taína (una vez hablada en el Caribe) "kanawa" de la que deriva la palabra "canoa", es semántica y morfológicamente similar a la palabra sánscrita para barco "nawka". También hay dos palabras en tzotzil (habladas en la región de Chiapas) que tienen cualidades tan similares. La primera es la palabra tzotzil "achon" que significa "entrar", que puede derivar de la palabra sánscrita / bengalí "ashon / ashen" que significa "ven". La raíz sánscrita "ceniza" generalmente significa "venir" o "entrar". La segunda es la palabra tzotzil "sjol", que significa "cabello" y es curiosamente similar a la palabra bengalí para cabello, "chul". No vale la pena que el contador ecuatorial proporcione una ruta de viento directa desde el sudeste asiático hasta la región donde ocurren estas anomalías. [ cita necesaria ]

Reclamaciones que involucran contactos africanos Editar

Los reclamos propuestos para una presencia africana en Mesoamérica se derivan de los atributos de la cultura olmeca, la supuesta transferencia de plantas africanas a las Américas [76] y las interpretaciones de relatos históricos europeos y árabes.

La cultura olmeca existió aproximadamente desde el 1200 a. C. hasta el 400 a. C. La idea de que los olmecas están relacionados con los africanos fue sugerida por José Melgar, quien descubrió la primera cabeza colosal en Hueyapan (ahora Tres Zapotes) en 1862. [77] Más recientemente, Ivan Van Sertima especuló una influencia africana en la cultura mesoamericana en su libro Vinieron antes que Colón (1976). Sus afirmaciones incluían la atribución de las pirámides mesoamericanas, la tecnología del calendario, la momificación y la mitología a la llegada de africanos en barco en las corrientes que van desde África occidental a América. Muy inspirado por Leo Wiener (abajo), Van Sertima sugiere que el dios azteca Quetzalcoatl representaba a un visitante africano. Sus conclusiones han sido severamente criticadas por académicos convencionales y consideradas pseudoarqueología. [78]

Leo Wiener's África y el descubrimiento de América sugiere similitudes entre Mandinga y los símbolos religiosos nativos de Mesoamérica, como la serpiente alada y el disco solar, o Quetzalcoatl, y palabras que tienen raíces mande y comparten significados similares en ambas culturas, como "kore", "gadwal" y "qubila". (en árabe) o "kofila" (en mandinka). [79] [80]

Fuentes norteafricanas describen lo que algunos consideran visitas al Nuevo Mundo de una flota del Imperio de Mali en 1311, dirigida por Abu Bakr II. [81] Según el resumen del diario de Colón realizado por Bartolomé de las Casas, el propósito del tercer viaje de Colón fue probar las afirmaciones del rey Juan II de Portugal de que "se habían encontrado canoas que partían de la costa de Guinea [África Occidental] y navegó hacia el oeste con mercancías "así como las pretensiones de los habitantes nativos de la isla caribeña de Hispaniola de que" del sur y sureste habían llegado negros cuyas lanzas estaban hechas de un metal llamado guanín. de donde se encontró que de 32 partes: 18 eran de oro, 6 de plata y 8 de cobre. " [82] [83] [84]

La investigadora brasileña Niede Guidon, quien dirigió las excavaciones de los sitios de Pedra Furada "dijo que creía que los humanos. Podrían haber venido no por tierra desde Asia sino en barco desde África", y el viaje tuvo lugar hace 100.000 años, mucho antes de las fechas aceptadas para el las primeras migraciones humanas que llevaron al asentamiento prehistórico de las Américas. Michael R. Waters, geoarqueólogo de la Universidad Texas A & ampM, señaló la ausencia de evidencia genética en las poblaciones modernas para respaldar la afirmación de Guidon. [85]

Reclamaciones que involucran contactos árabes Editar

Los primeros relatos chinos de expediciones musulmanas afirman que los marineros musulmanes llegaron a una región llamada Mulan Pi ("piel de magnolia") (chino: 木 蘭皮 pinyin: Mùlán Pí Wade – Giles: Mu-lan-p'i ). Mulan Pi se menciona en Lingwai Daida (1178) de Zhou Qufei y Zhufan Zhi (1225) de Chao Jukua, al que se hace referencia en conjunto como el "Documento Sung". Mulan Pi se identifica normalmente como España y Marruecos de la dinastía almorávide (Al-Murabitun), [86] aunque algunas teorías marginales sostienen que, en cambio, es una parte de las Américas. [87] [88]

Un partidario de la interpretación de Mulan Pi como parte de las Américas fue el historiador Hui-lin Li en 1961, [87] [88] y aunque Joseph Needham también estaba abierto a la posibilidad, dudaba que los barcos árabes en ese momento hubieran sido capaz de soportar un viaje de regreso a través de una distancia tan larga a través del Océano Atlántico, señalando que un viaje de regreso hubiera sido imposible sin el conocimiento de los vientos y corrientes predominantes. [89]

Según el historiador musulmán Abu al-Hasan Ali al-Mas'udi (871-957), Khashkhash Ibn Saeed Ibn Aswad navegó sobre el Océano Atlántico y descubrió una tierra previamente desconocida (Arḍ Majhūlah, Árabe: أرض مجهولة) en 889 y regresó con un cargamento de valiosos tesoros. [90] [91] El pasaje se ha interpretado alternativamente en el sentido de que Ali al-Masudi consideraba que la historia de Khashkhash era una historia fantástica. [92]

Reclamaciones que involucran a un antiguo contacto fenicio Editar

En 1996, Mark McMenamin propuso que los marineros fenicios descubrieran el Nuevo Mundo c. 350 aC. [93] El estado fenicio de Cartago acuñó estatas de oro en 350 a. C. con un patrón en el exergo inverso de las monedas, que McMenamin interpretó como un mapa del Mediterráneo con las Américas mostradas al oeste a través del Atlántico. [93] [94] McMenamin demostró más tarde que estas monedas encontradas en Estados Unidos eran falsificaciones modernas. [95]

Reclamaciones que involucran contacto judaico antiguo Editar

La inscripción de Bat Creek y la Piedra del Decálogo de Los Lunas han llevado a algunos a sugerir la posibilidad de que los marinos judíos hayan viajado a América después de huir del Imperio Romano en el momento de las guerras judío-romanas en los siglos I y II d.C. [96]

Sin embargo, los arqueólogos estadounidenses Robert C. Mainfort Jr. y Mary L. Kwas argumentaron en Antigüedad americana (2004) que la inscripción de Bat Creek fue copiada de una ilustración en un libro de referencia masónico de 1870 e introducida por el asistente de campo del Smithsonian que la encontró durante las actividades de excavación. [97] [98]

En cuanto a la Piedra del Decálogo, hay errores que sugieren que fue tallada por uno o más novatos que pasaron por alto o malinterpretaron algunos detalles en un Decálogo fuente del que lo copiaron. Dado que no hay otra evidencia o contexto arqueológico en las cercanías, lo más probable es que la leyenda de la universidad cercana sea cierta: que la piedra fue tallada por dos estudiantes de antropología cuyas firmas se pueden ver inscritas en la roca debajo del Decálogo ". Eva y Hobe 13-3-30 ". [99]

El erudito Cyrus H. Gordon creía que los fenicios y otros grupos semíticos habían cruzado el Atlántico en la antigüedad, llegando finalmente a América del Norte y del Sur. [100] Esta opinión se basó en su propio trabajo sobre la inscripción de Bat Creek. [101] John Philip Cohane también sostuvo ideas similares. Cohane incluso afirmó que muchos topónimos geográficos en los Estados Unidos tienen un origen semítico. [102] [103]

Hipótesis solutrense Editar

La hipótesis solutrense sostiene que los europeos emigraron al Nuevo Mundo durante la era Paleolítica, alrededor de 16.000 a 13.000 a. C. Esta hipótesis propone el contacto en parte sobre la base de las similitudes percibidas entre las herramientas de pedernal de la cultura solutrense en la Francia, España y Portugal de hoy en día (que prosperó alrededor de 20.000 a 15.000 a. C.), y la cultura Clovis de América del Norte, que se desarrolló alrededor de 9000. AEC. [104] [105] La hipótesis de Solutrean se propuso a mediados de la década de 1990. [106] Tiene poco apoyo entre la comunidad científica y los marcadores genéticos son inconsistentes con la idea. [107] [108]

Reclamaciones que involucran contactos romanos antiguos Editar

La evidencia de contactos con las civilizaciones de la Antigüedad clásica, principalmente con el Imperio Romano, pero a veces también con otras culturas de la época, se ha basado en hallazgos arqueológicos aislados en sitios estadounidenses que se originaron en el Viejo Mundo. La Bahía de las Jarras en Brasil ha producido vasijas de almacenamiento de arcilla antiguas que se asemejan a ánforas romanas [109] durante más de 150 años. Se ha propuesto que el origen de estas tinajas es un naufragio romano, aunque se ha sugerido que podrían ser tinajas de aceite de oliva españolas de los siglos XV o XVI.

El arqueólogo Romeo Hristov sostiene que un barco romano, o la deriva de un naufragio de este tipo hacia las costas estadounidenses, es una posible explicación de los hallazgos arqueológicos (como la cabeza barbuda de Tecaxic-Calixtlahuaca) de la antigua Roma en América. Hristov afirma que la posibilidad de tal evento se ha hecho más probable por el descubrimiento de evidencia de viajes de romanos a Tenerife y Lanzarote en las Canarias, y de un asentamiento romano (desde el siglo I a.C. hasta el siglo IV d.C.) en Lanzarote. . [110]

En 1950, un botánico italiano, Domenico Casella, sugirió que una representación de una piña estaba representada entre pinturas murales de frutas mediterráneas en Pompeya. Según Wilhelmina Feemster Jashemski, esta interpretación ha sido cuestionada por otros botánicos, quienes la identifican como una piña del pino piñonero, que es originario de la zona mediterránea. [111]

Cabecera Tecaxic-Calixtlahuaca Editar

Una pequeña escultura de cabeza de terracota, con barba y rasgos europeos, fue encontrada en 1933 (en el Valle de Toluca, 72 kilómetros al suroeste de la Ciudad de México) en una ofrenda de entierro bajo tres pisos intactos de un edificio precolonial que data de entre 1476. y 1510. El artefacto ha sido estudiado por la autoridad artística romana Bernard Andreae, director emérito del Instituto Alemán de Arqueología en Roma, Italia, y el antropólogo austríaco Robert von Heine-Geldern, quienes afirmaron que el estilo del artefacto era compatible con pequeñas esculturas romanas del siglo II. Si es genuino y no se colocó allí después de 1492 (la cerámica encontrada con él data de entre 1476 y 1510) [112], el hallazgo proporciona evidencia de al menos un contacto único entre el Viejo y el Nuevo Mundo. [113]

Según Michael E. Smith de ASU, John Paddock, un destacado erudito mesoamericano, solía decirle a sus clases en los años anteriores a su muerte que el artefacto fue plantado como una broma por Hugo Moedano, un estudiante que originalmente trabajaba en el sitio. A pesar de hablar con personas que conocieron al descubridor original (García Payón) y a Moedano, Smith dice que no ha podido confirmar o rechazar esta afirmación. Aunque sigue siendo escéptico, Smith admite que no puede descartar la posibilidad de que la cabeza fuera una ofrenda posclásica genuinamente enterrada en Calixtlahuaca. [114]

Contacto europeo de los siglos XIV y XV Editar

Henry I Sinclair, conde de Orkney y barón feudal de Roslin (c. 1345 - c. 1400), fue un noble escocés. Es más conocido hoy en día por una leyenda moderna que afirma que participó en exploraciones de Groenlandia y América del Norte casi 100 años antes de Cristóbal Colón. [115] En 1784, fue identificado por Johann Reinhold Forster [116] como posiblemente el Príncipe Zichmni descrito en cartas supuestamente escritas alrededor de 1400 por los hermanos Zeno de Venecia, en las que describen un viaje a través del Atlántico Norte bajo el mando de Zichmni. [117]

Henry era el abuelo de William Sinclair, primer conde de Caithness, el constructor de la Capilla Rosslyn cerca de Edimburgo, Escocia. Los autores Robert Lomas y Christopher Knight creen que algunas tallas en la capilla son mazorcas de maíz del Nuevo Mundo. [118] Este cultivo era desconocido en Europa en el momento de la construcción de la capilla y no se cultivó allí hasta varios cientos de años después. Knight y Lomas ven estas tallas como evidencia que apoya la idea de que Henry Sinclair viajó a las Américas mucho antes que Colón. En su libro, hablan de la reunión con la esposa del botánico Adrian Dyer y explican que la esposa de Dyer les dijo que Dyer estaba de acuerdo en que la imagen que se pensaba que era maíz era exacta. [118] De hecho, Dyer encontró sólo una planta identificable entre los tallados botánicos y en su lugar sugirió que el "maíz" y el "aloe" eran patrones de madera estilizados, sólo que coincidentemente parecían plantas reales. [119] Los especialistas en arquitectura medieval interpretan las tallas como representaciones estilizadas de trigo, fresas o lirios. [120] [121]

Algunos han conjeturado que Colón pudo persuadir a los Reyes Católicos de Castilla y Aragón para que apoyaran su viaje planeado solo porque estaban al tanto de algún viaje anterior reciente a través del Atlántico. Algunos sugieren que el propio Colón visitó Canadá o Groenlandia antes de 1492, porque según Bartolomé de las Casas escribió que había navegado 100 leguas más allá de una isla que llamó Thule en 1477. Si Colón realmente hizo esto y qué isla visitó, si es que visitó alguna, es incierto. Se cree que Colón visitó Bristol en 1476. [122] Bristol fue también el puerto desde el que zarpó John Cabot en 1497, tripulado principalmente por marineros de Bristol. En una carta de finales de 1497 o principios de 1498, el comerciante inglés John Day escribió a Columbus sobre los descubrimientos de Cabot, diciendo que la tierra encontrada por Cabot fue "descubierta en el pasado por los hombres de Bristol que encontraron 'Brasil' como su señoría sabe". [123] Puede haber registros de expediciones desde Bristol para encontrar la "isla de Brasil" en 1480 y 1481. [124] El comercio entre Bristol e Islandia está bien documentado desde mediados del siglo XV.

Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés registra varias de estas leyendas en su Historia general de las Indias de 1526, que incluye información biográfica sobre Colón. Discute la historia entonces actual de una carabela española que se desvió de su curso mientras se dirigía a Inglaterra y terminó en una tierra extranjera poblada por miembros de tribus desnudos. La tripulación reunió suministros y regresó a Europa, pero el viaje duró varios meses y el capitán y la mayoría de los hombres murieron antes de llegar a tierra. El piloto del barco de la carabela, un hombre llamado Alonso Sánchez, y algunos más llegaron a Portugal, pero todos estaban muy enfermos. Colón era un buen amigo del piloto, y lo llevó a ser atendido en su propia casa, y el piloto describió la tierra que habían visto y la marcó en un mapa antes de morir. La gente de la época de Oviedo conocía esta historia en varias versiones, aunque el propio Oviedo la consideraba un mito. [125]

En 1925, Soren Larsen escribió un libro afirmando que una expedición conjunta danés-portuguesa desembarcó en Terranova o Labrador en 1473 y nuevamente en 1476. Larsen afirmó que Didrik Pining y Hans Pothorst sirvieron como capitanes, mientras que João Vaz Corte-Real y el posiblemente mítico John Scolvus sirvió como navegantes, acompañado por Álvaro Martins. [126] No se ha encontrado nada más allá de las pruebas circunstanciales que respalden las afirmaciones de Larsen. [127]

El registro histórico muestra que los pescadores vascos estuvieron presentes en Terranova y Labrador desde al menos 1517 en adelante (por lo tanto, es anterior a todos los asentamientos europeos registrados en la región, excepto los nórdicos). Las expediciones de pesca de los vascos llevaron a importantes intercambios comerciales y culturales con los nativos americanos. Una teoría marginal sugiere que los marineros vascos llegaron por primera vez a América del Norte antes de los viajes de Colón al Nuevo Mundo (algunas fuentes sugieren que el final del siglo XIV es una fecha tentativa) pero mantuvieron el destino en secreto para evitar la competencia por los recursos pesqueros de las costas de América del Norte. No hay evidencia histórica o arqueológica que respalde esta afirmación. [128]

Leyendas irlandesas y galesas Editar

La leyenda de San Brendan, un monje irlandés de lo que hoy es el condado de Kerry, implica un viaje fantástico al océano Atlántico en busca del paraíso en el siglo VI. Desde el descubrimiento del Nuevo Mundo, varios autores han intentado vincular la leyenda de Brendan con un descubrimiento temprano de América. En 1977, el viaje fue recreado con éxito por Tim Severin utilizando una réplica de un antiguo currach irlandés. [129]

Según un mito británico, Madoc era un príncipe de Gales que exploró las Américas ya en 1170. Si bien la mayoría de los eruditos consideran que esta leyenda es falsa, se utilizó para reforzar las afirmaciones británicas en las Américas frente a las de España. [130] [131]

El biólogo y controvertido epigrafista aficionado Barry Fell afirma que se ha encontrado escritura irlandesa Ogham tallada en piedras en las Virginias. [132] El lingüista David H. Kelley ha criticado parte del trabajo de Fell pero, no obstante, argumentó que, de hecho, se han descubierto en Estados Unidos inscripciones genuinas de Celtic Ogham. [133] Sin embargo, otros han planteado serias dudas sobre estas afirmaciones. [134]

Reclamaciones de la coca y el tabaco egipcios Editar

Los rastros de coca y nicotina que se encuentran en algunas momias egipcias han llevado a la especulación de que los antiguos egipcios pudieron haber tenido contacto con el Nuevo Mundo. El descubrimiento inicial fue realizado por una toxicóloga alemana, Svetlana Balabanova, después de examinar la momia de una sacerdotisa que se llamaba Henut Taui. Las pruebas de seguimiento en el tallo del cabello, que se realizaron para descartar la posibilidad de contaminación, revelaron los mismos resultados. [135]

Un programa de televisión informó que los exámenes de numerosas momias sudanesas que también fueron realizados por Balabanova reflejaron lo que se encontró en la momia de Henut Taui. [136] Balabanova sugirió que el tabaco puede contabilizarse ya que también puede haber sido conocido en China y Europa, como lo indica el análisis realizado en restos humanos de esas respectivas regiones. Balabanova propuso que tales plantas nativas del área general pueden haberse desarrollado de forma independiente, pero desde entonces se han extinguido. [136] Otras explicaciones incluyen el fraude, aunque el curador Alfred Grimm del Museo Egipcio de Munich lo niega. [136] Escéptica de los hallazgos de Balabanova, Rosalie David, Guardiana de Egiptología en el Museo de Manchester, hizo pruebas similares en muestras que fueron tomadas de la colección de momias de Manchester e informó que dos de las muestras de tejido y una muestra de cabello dieron positivo para el presencia de nicotina. [136] El biólogo británico Duncan Edlin analiza las fuentes de nicotina distintas del tabaco y las fuentes de cocaína en el Viejo Mundo. [137]

Los estudiosos de la corriente principal siguen siendo escépticos y no ven los resultados de estas pruebas como prueba del antiguo contacto entre África y las Américas, especialmente porque puede haber posibles fuentes de cocaína y nicotina en el Viejo Mundo. [138] [139] Dos intentos de replicar los hallazgos de cocaína de Balabanova fracasaron, sugiriendo "que Balabanova y sus asociados están malinterpretando sus resultados o que las muestras de momias analizadas por ellos han estado misteriosamente expuestas a la cocaína". [140]

Un nuevo examen de la momia de Ramsés II en la década de 1970 reveló la presencia de fragmentos de hojas de tabaco en su abdomen. Este hallazgo se convirtió en un tema popular en la literatura marginal y los medios de comunicación y fue visto como una prueba del contacto entre el Antiguo Egipto y el Nuevo Mundo.El investigador, Maurice Bucaille, señaló que cuando se desenvolvió la momia en 1886 el abdomen quedó abierto y "ya no era posible darle importancia a la presencia en el interior de la cavidad abdominal de cualquier material que allí se encontrara, ya que el material podría haber provienen del entorno circundante ". [141] Tras la renovada discusión sobre el tabaco provocada por la investigación de Balabanova y su mención en una publicación de 2000 de Rosalie David, un estudio en la revista Antigüedad sugirió que los informes de tabaco y cocaína en momias "ignoraron sus historias posteriores a la excavación" y señalaron que la momia de Ramsés II se había movido cinco veces entre 1883 y 1975. [139]

Hallazgo de ADN islandés Editar

En 2010, Sigríður Sunna Ebenesersdóttir publicó un estudio genético que mostraba que más de 350 islandeses vivos portaban ADN mitocondrial de un nuevo tipo, C1e, perteneciente al clado C1 que hasta entonces solo se conocía de las poblaciones nativas americanas y del este de Asia. Utilizando la base de datos genética deCODE, Sigríður Sunna determinó que el ADN entró en la población islandesa a más tardar en 1700, y probablemente varios siglos antes. Sin embargo, Sigríður Sunna también afirma que "mientras que un origen nativo americano parece más probable para [este nuevo haplogrupo], no se puede descartar un origen asiático o europeo". [142]

En 2014, un estudio descubrió un nuevo subclade de ADNmt C1f a partir de los restos de tres personas que se encuentran en el noroeste de Rusia y datan de hace 7.500 años. No se ha detectado en poblaciones modernas. El estudio propuso la hipótesis de que los subclados hermanos C1e y C1f se habían separado temprano del ancestro común más reciente del clado C1 y habían evolucionado de forma independiente, y que el subclade C1e tenía un origen del norte de Europa. Islandia fue colonizada por los vikingos hace 1130 años y habían realizado fuertes incursiones en el oeste de Rusia, donde ahora se sabe que residía el subclade hermano C1f. Propusieron que ambos subclados fueron traídos a Islandia a través de los vikingos, y que C1e se extinguió en el norte de Europa continental debido al cambio de población y su pequeña representación, y el subclade C1f se extinguió por completo. [143]

Leyendas y sagas nórdicas Editar

En 1009, las leyendas informan que el explorador nórdico Thorfinn Karlsefni secuestró a dos niños de Markland, un área en el continente norteamericano donde los exploradores nórdicos visitaron pero no se establecieron. Luego, los dos niños fueron llevados a Groenlandia, donde fueron bautizados y se les enseñó a hablar nórdico. [144]

En 1420, el geógrafo danés Claudius Clavus Swart escribió que él personalmente había visto "pigmeos" de Groenlandia que fueron capturados por los escandinavos en un pequeño bote de piel. Su bote fue colgado en la Catedral de Nidaros en Trondheim junto con otro bote más largo también tomado de "pigmeos". La descripción de Clavus Swart encaja con los inuit y dos de sus tipos de barcos, el kayak y el umiak. [145] [146] De manera similar, el clérigo sueco Olaus Magnus escribió en 1505 que vio en la catedral de Oslo dos botes de cuero tomados décadas antes. Según Olaus, los barcos fueron capturados a los piratas de Groenlandia por uno de los Haakons, lo que situaría el evento en el siglo XIV. [145]

En la biografía de Fernando Colón de su padre Cristóbal, él dice que en 1477 su padre vio en Galway, Irlanda, dos cadáveres que habían llegado a la orilla en su bote. Los cuerpos y el bote eran de apariencia exótica, y se ha sugerido que eran inuit que se desviaron del rumbo. [147]

Inuit Editar

Se ha sugerido que los nórdicos llevaron a otros pueblos indígenas a Europa como esclavos durante los siglos siguientes, porque se sabe que tomaron esclavos escoceses e irlandeses. [145] [146]

También hay evidencia de que los inuit llegaron a Europa por su propio poder o como cautivos después de 1492. Un cuerpo sustancial del folclore inuit de Groenlandia recopilado por primera vez en el siglo XIX habla de viajes en barco a Akilineq, aquí representado como un país rico al otro lado del océano. [148]

El contacto precolombino entre Alaska y Kamchatka a través de las Islas Aleutianas subárticas habría sido concebible, pero las dos oleadas de asentamientos en este archipiélago comenzaron en el lado estadounidense y su continuación occidental, las Islas Comandante, permanecieron deshabitadas hasta que los exploradores rusos encontraron al pueblo Aleut. en 1741. No hay evidencia genética o lingüística de un contacto anterior a lo largo de esta ruta. [149]

Reclamaciones de contacto precolombino con misioneros cristianos Editar

Durante el período de la colonización española de las Américas, varios mitos y obras de arte indígenas llevaron a varios cronistas y autores españoles a sugerir que los predicadores cristianos pudieron haber visitado Mesoamérica mucho antes de la Era de los Descubrimientos. Bernal Díaz del Castillo, por ejemplo, estaba intrigado por la presencia de símbolos cruzados en los jeroglíficos mayas, lo que, según él, sugería que otros cristianos pudieron haber llegado al México antiguo antes que los conquistadores españoles. Fray Diego Durán, por su parte, vinculó la leyenda del dios precolombino Quetzalcoatl (a quien describe como casto, penitente y hacedor de milagros) con los relatos bíblicos de los apóstoles cristianos. Bartolomé de las Casas describe a Quetzalcóatl como de piel clara, alto y barbudo (lo que sugiere un origen del Viejo Mundo), mientras que Fray Juan de Torquemada le atribuye haber traído la agricultura a las Américas. La erudición moderna ha arrojado serias dudas sobre varias de estas afirmaciones, ya que la agricultura se practicaba en las Américas mucho antes del surgimiento del cristianismo en el Viejo Mundo, y se ha descubierto que las cruces mayas tienen un simbolismo muy diferente al presente en las tradiciones religiosas cristianas. [150]

Según el mito precolombino, Quetzalcoatl partió de México en la antigüedad viajando hacia el este a través del océano, prometiendo que regresaría. Algunos estudiosos han argumentado que el emperador azteca Moctezuma Xocoyotzin creía que el conquistador español Hernán Cortés (que llegó a lo que hoy es México desde el este) era Quetzalcóatl, y que su llegada era un cumplimiento de la profecía del mito, aunque otros han cuestionado esta afirmación. [151] Las teorías marginales sugieren que Quetzalcóatl pudo haber sido un predicador cristiano del Viejo Mundo que vivió entre los pueblos indígenas del México antiguo y, finalmente, intentó regresar a casa navegando hacia el este. Carlos de Sigüenza y Góngora, por ejemplo, especuló que el mito de Quetzalcóatl podría haberse originado a partir de una visita a las Américas por parte del Apóstol Tomás en el siglo I d.C. Más tarde, Fray Servando Teresa de Mier argumentó que el manto con la imagen de la Virgen de Guadalupe, que según la Iglesia Católica fue usado por Juan Diego, fue traído a América mucho antes por Thomas, quien lo utilizó como instrumento para evangelización. [150]

El historiador mexicano Manuel Orozco y Berra conjeturó que tanto los jeroglíficos cruzados como el mito de Quetzalcóatl podrían haberse originado en una visita a Mesoamérica de un misionero católico nórdico en la época medieval. Sin embargo, no hay evidencia arqueológica o histórica que sugiera que las exploraciones nórdicas hayan llegado hasta el México antiguo o América Central. [150] Otras identidades propuestas para Quetzalcoatl - que se han atribuido a sus defensores que persiguen agendas religiosas - incluyen a San Brendan o incluso a Jesucristo. [152]

Según al menos un historiador, una flota de Caballeros Templarios partió de La Rochelle en 1307, huyendo de la persecución del rey Felipe IV de Francia. [153] No se sabe con certeza qué destino, en su caso, alcanzó esta flota. Una teoría marginal sugiere que la flota pudo haber llegado a las Américas, donde los Caballeros Templarios interactuaron con la población aborigen. Se especula que esta visita hipotética pudo haber influido en los símbolos de cruz hechos por los pueblos mesoamericanos, así como en sus leyendas sobre una deidad de piel clara. [153] Helen Nicholson de la Universidad de Cardiff ha puesto en duda la existencia de este viaje, argumentando que los Caballeros Templarios no tenían barcos capaces de navegar por el Océano Atlántico. [154]

Reclamaciones de la antigua migración judía a las Américas Editar

Desde los primeros siglos de la colonización europea de las Américas y hasta el siglo XIX, varios intelectuales y teólogos europeos intentaron dar cuenta de la presencia de los pueblos aborígenes amerindios relacionándolos con las Diez Tribus Perdidas de Israel, quienes según la tradición bíblica, fueron deportados tras la conquista del reino israelí por el Imperio Neo-Asirio. Tanto en el pasado como en el presente, estos esfuerzos se utilizaron y se siguen utilizando para promover los intereses de grupos religiosos, tanto judíos como cristianos, y también se han utilizado para justificar el asentamiento europeo en las Américas. [155]

Una de las primeras personas en afirmar que los pueblos indígenas de las Américas eran descendientes de las Tribus Perdidas fue el rabino y escritor portugués Menasseh Ben Israel, quien en su libro La esperanza de Israel argumentó que el descubrimiento de los supuestos judíos perdidos presagiaba la inminente venida del Mesías bíblico. [155] En 1650, un predicador de Norfolk, Thomas Thorowgood, publicó Judíos en América o probabilidades de que los estadounidenses sean de esa raza, [156] para la sociedad misionera de Nueva Inglaterra. Tudor Parfitt escribe:

La sociedad estaba activa en tratar de convertir a los indios, pero sospechaba que podían ser judíos y se dio cuenta de que era mejor estar preparados para una ardua tarea. El tratado de Thorowgood argumentó que la población nativa de América del Norte era descendiente de las Diez Tribus Perdidas. [157]

En 1652, Sir Hamon L'Estrange, un autor inglés que escribe sobre historia y teología, publicó Los estadounidenses no son judíos, o es improbable que los estadounidenses sean de esa raza. en respuesta al tratado de Thorowgood. En respuesta a L'Estrange, Thorowgood publicó una segunda edición de su libro en 1660 con un título revisado e incluía un prólogo escrito por John Eliot, un misionero puritano que había traducido la Biblia a un idioma indio. [158]

Enseñanzas de los Santos de los Últimos Días Editar

El Libro de Mormón, un texto sagrado del movimiento Santo de los Últimos Días, que su fundador y líder, Joseph Smith Jr, publicó en 1830 cuando tenía 24 años, afirma que algunos habitantes antiguos del Nuevo Mundo son descendientes de pueblos semíticos que zarpó del Viejo Mundo. Los grupos mormones como la Fundación para la Investigación Antigua y los Estudios Mormones intentan estudiar y ampliar estas ideas.

La National Geographic Society, en una carta de 1998 al Instituto de Investigación Religiosa, declaró que "los arqueólogos y otros académicos han investigado durante mucho tiempo el pasado del hemisferio y la sociedad no sabe nada encontrado hasta ahora que haya fundamentado el Libro de Mormón". [159]

Algunos eruditos SUD sostienen la opinión de que el estudio arqueológico de las afirmaciones del Libro de Mormón no pretende reivindicar la narrativa literaria. Por ejemplo, Terryl Givens, profesor de inglés en la Universidad de Richmond, señala que hay una falta de precisión histórica en el Libro de Mormón en relación con el conocimiento arqueológico moderno. [160]

En la década de 1950, el profesor M. Wells Jakeman popularizó la creencia de que la estela 5 de Izapa representa la visión del árbol de la vida de los profetas del Libro de Mormón, Lehi y Nefi, y fue una validación de la historicidad de las afirmaciones del asentamiento precolombino en las Américas. [161] Sus interpretaciones de la talla y su conexión con el contacto precolombino han sido cuestionadas. [162] Desde entonces, la erudición sobre el Libro de Mormón se ha concentrado en los paralelos culturales en lugar de las fuentes de "pistola humeante". [163] [164] [165]


No & # x27lost tribus & # x27 o extraterrestres: lo que el ADN antiguo revela sobre la prehistoria estadounidense

La investigación genética ha transformado nuestra comprensión de la historia humana, particularmente en las Américas. El enfoque de la mayoría de los artículos de ADN antiguo de alto perfil en los últimos años ha sido abordar los primeros eventos en el poblamiento inicial de las Américas. Esta investigación ha proporcionado detalles de esta historia temprana a los que no pudimos acceder a través del registro arqueológico.

En conjunto, los estudios genéticos nos han demostrado que los habitantes indígenas de las Américas descienden de un grupo que se separó de sus antepasados ​​siberianos comenzando alrededor de 23.000 años antes del presente y permaneció aislado en Beringia (la región de tierra que una vez unió Siberia y América del Norte). durante un período de tiempo prolongado. Cuando los glaciares que cubren América del Norte se derritieron lo suficiente como para hacer navegable la costa del Pacífico, los viajes hacia el sur se hicieron posibles y la diversidad genética modelada en América del Norte y del Sur refleja estos primeros movimientos.

Estudios recientes de ADN antiguo indican que hace aproximadamente 13.000 años, surgieron dos clados (grupos genéticos) de pueblos, uno formado exclusivamente por nativos americanos del norte y otro formado por pueblos de América del Norte, Central y del Sur, incluido el niño Anzick de 12.800 años de edad. un cementerio de Clovis en Montana. Toda la investigación genética hasta la fecha ha afirmado la ascendencia compartida de todos los pueblos indígenas antiguos y contemporáneos de las Américas, y ha refutado historias sobre la presencia de "tribus perdidas", antiguos europeos y (no puedo creer que tenga que decir esto ) alienígenas Ancestrales.

Los eventos que ocurrieron después de que las personas ingresaron por primera vez a las Américas, cómo se establecieron en diferentes partes de los continentes, se adaptaron a los entornos locales, interactuaron entre sí y se vieron afectados por el colonialismo europeo, han recibido algo menos atención en la prensa, pero como puede ser. Como se ve en los enlaces anteriores, se han publicado algunos artículos de investigación muy importantes sobre estos temas. Uno de esos artículos que recientemente me ha parecido muy interesante (de hecho, escribí un artículo corto para Current Biology que analiza su importancia), Genetic Discontinuity between the Maritime Archaic and Beothuk Populations in Newfoundland, Canada por Duggen et al. (2017), explora la diversidad genética dentro de tres grupos antiguos diferentes que vivieron en Terranova y Labrador.

Una de las razones por las que esta región es de particular interés es que se encuentra en el margen nororiental más lejano de América del Norte y, por lo tanto, fue una de las últimas áreas de América en ser poblada. Parece haber sido ocupado sucesivamente por tres grupos culturalmente distintos que comenzaron unos 10.000 años antes del presente (YBP) en Labrador y 6.000 YBP en Terranova: el arcaico marítimo, el paleo-inuit (también conocido como el paleo-esquimal) y el pueblos indígenas que los europeos llamaron Beothuk. Hoy en día, la región alberga a varios grupos indígenas, incluidos los inuit, los innu, los mi'kmaq y los inuit del sur de NunatuKavut.

Iceberg Alley, Terranova, Canadá Fotografía: Grant Faint / Getty Images

Los miembros de la tradición arcaica marítima crearon los túmulos funerarios más antiguos conocidos en América del Norte (que datan de 7.714 YBP) y subsistieron con los recursos marinos costeros. Aproximadamente 3.400 YBP parecen haber abandonado Terranova, ya sea en respuesta a la aparición de Paleo-Inuit en la región o debido a los cambios climáticos. La presencia de los paleo-inuit en la isla se superpuso con los pueblos denominados Beothuk a partir de 2000 YBP. Los Beothuk se encontraron con los colonos europeos en 1500 d.C. y, en respuesta a su presencia, se trasladaron gradualmente al interior de la isla, donde sus poblaciones disminuyeron.

Según Duggen et al:

El último Beothuk conocido, Shanawdithit, murió de tuberculosis en cautiverio en 1829. Aunque sigue siendo posible que los rastros de ascendencia de Beothuk persistan en los residentes contemporáneos de NL, incluidos los miembros de las comunidades innu, mi'kmaq y europeas, se acepta generalmente que los Beothuk se extinguieron culturalmente con la muerte de Shanawdithit.

Retrato de Demasduit, la tía de Shanawdithit, por Lady Henrietta Hamilton, 1819 Ilustración: Hamilton, Lady Henrietta Martha (ca. 1780-1857) (Artista) / Biblioteca y Archivos de Canadá

Al analizar los haplogrupos mitocondriales (grupos de linajes maternos estrechamente relacionados) presentes en los individuos de las tres poblaciones, Dugan et al. abordó la cuestión de si eran genéticamente similares o si los tres grupos eran biológica y culturalmente distintos entre sí. Esta es una de las preguntas más fundamentales que surge al estudiar el pasado: ¿los cambios culturales en el registro arqueológico de una región representan la llegada de nuevos grupos, o un grupo de personas que viven en la misma región a lo largo del tiempo adoptó nuevas prácticas y tecnologías de otros?

En el caso de Terranova, los tres grupos eran genéticamente distintos, no comparten ningún haplogrupo materno excepto el haplogrupo X2a, cuyos linajes se encontraron tanto en el arcaico marítimo como en el beothuk. (La presencia del haplogrupo X2a en las poblaciones de América del Norte a veces se ha citado como evidencia de ascendencia europea en los antiguos estadounidenses. Si está interesado en saber por qué yo y la mayoría de los genetistas especializados en poblaciones de nativos americanos no estamos de acuerdo con eso, puede leerlo aquí. ).

Aparte de esa única excepción, Maritime Archaic, Paleo-Inuit y Beothuk son claramente distintos genéticamente entre sí. Sin embargo, es importante señalar que este estudio se realizó sobre el ADN mitocondrial, que se hereda exclusivamente matrilinealmente, por lo que solo podemos decir que los tres grupos no estaban relacionados por vía materna. Si bien indican que los grupos son genéticamente diferentes entre sí, ¿significa eso que no hubo ancestros compartidos entre ellos en absoluto? Sin mirar el resto del genoma, no está claro si, por ejemplo, podría haber algún linaje paterno compartido entre las poblaciones. Espero que los autores de este estudio continúen con análisis de genomas completos de estos individuos antiguos, ya que hay mucho más que aprender al observar más profundamente su ascendencia.


¿Vencieron los chinos a Colón en América?

En su libro más vendido, "1421: El año en que China descubrió América", el historiador aficionado británico Gavin Menzies le da la vuelta a la historia del descubrimiento de América por parte de los europeos con una idea sorprendente: los marineros chinos vencieron a Cristóbal Colón en América por más de 70 años. . El libro ha generado controversia en los pasillos de la academia. Antropólogos, arqueólogos, historiadores y lingüistas han desacreditado gran parte de la evidencia que Menzies utilizó para apoyar su noción, que ha llegado a llamarse el 1421 teoría.

Pero, ¿de dónde se le ocurrió a Menzies la idea de que fueron los asiáticos, no los europeos, los que llegaron por primera vez a América desde otros países? Los eruditos han sostenido durante mucho tiempo que fueron las personas de Asia las que pisaron por primera vez América del Norte, pero no de la manera que describe Menzies.En algún momento, hace 10.000 años o más, se cree que personas de origen asiático cruzaron el puente terrestre de Bering desde Siberia hasta lo que hoy es Alaska. A partir de ahí, se cree que se han extendido a lo largo de milenios, divergiendo genéticamente y poblando América del Norte y del Sur.

Pero la teoría 1421 de Menzies supone una influencia mucho más directa de China. En lugar de que la civilización evolucionara por separado en las Américas y Asia, según la teoría 1421, China estaba directamente involucrada en la gobernanza y el comercio con los pueblos de las Américas con quienes compartían su ascendencia.

Entonces, ¿qué evidencia tiene para apoyar esta noción? Menzie cree que uno simplemente tiene que consultar ciertos mapas para ver la luz.

Un total de 30 años antes de que Gavin Menzies publicara su libro, el misionero bautista Dr. Hendon M. Harris examinó las curiosidades en una tienda en Taiwán. Fue allí donde hizo un descubrimiento asombroso: un mapa que parecía antiguo, escrito en chino clásico y que representaba lo que para Harris era claramente América del Norte. Era un mapa de Fu Sang, la tierra legendaria de la fábula china.

Fu Sang es para los chinos lo que Atlantis es para Occidente, una tierra mítica que la mayoría no cree que existió, pero de la que existe suficiente evidencia tentadora (aunque vaga) para mantener la popularidad de la idea. El mapa que descubrió el misionero, que se conoce como el Mapa de Harris - mostró que Fu Sang estaba ubicado exactamente donde está América del Norte. Aún más sorprendente, algunas de las características que se muestran en el mapa de Fu Sang se parecen mucho a anomalías geográficas exclusivas de América del Norte, como el Gran Cañón.

Como si el mapa de Harris no fuera lo suficientemente sugerente, también han aparecido otros mapas. Es un mapa específico que Menzies señala como prueba definitiva de que los chinos ya habían explorado el mundo mucho antes de que los europeos zarparan en la era de la exploración. Este mapa, conocido como 1418 mapa - llamado así por la fecha en que supuestamente se publicó - muestra claramente todos los océanos del mundo, así como los siete continentes, en forma y situación correctas. Aún más sorprendente es la descripción precisa del mapa de las características de América del Norte, incluido el río Potomac en el noreste de los Estados Unidos actuales.

Menzies cree que no solo los chinos ya habían explorado el mundo antes que Colón y otros exploradores europeos, sino que fue con mapas chinos que los europeos pudieron circunnavegar el mundo. Armado con el mapa como su principal evidencia, Menzies señala muchos otros artefactos que apuntan a la ocupación precolombina china en las Américas. Lea la página siguiente para averiguar qué respalda su teoría.


Leyendas de America

Cliff Palace, Mesa Verde, Colorado

Una vez existieron antiguas civilizaciones y pequeñas colonias en todo el continente americano, desde la costa rocosa de Maine hasta el desierto de Death Valley, California. La evidencia se ha descubierto en artefactos, grandes montículos construidos por pueblos antiguos, pictografías y petroglifos, y las tradiciones orales de los nativos americanos. Se encuentra más información en los primeros escritos de los exploradores. Algunas historias son fantásticas, como las historias de gigantes y grandes pájaros voladores, otras hablan de lugares que no pueden ser refutados, como el Gran Montículo de Cahokia en Illinois y las ruinas abandonadas de Mesa Verde, Colorado.

A lo largo de los años, se perdió o se ignoró parte de la información, los lugares fueron destruidos por el clima, totalmente erosionados o fueron arados o construidos por personas que empujaban hacia el oeste. Pero, todavía se conocen ciudades y civilizaciones perdidas, y probablemente otras aún por encontrar.

Cahokia & # 8211 Monks Mound por Kathy Weiser-Alexander.

Cahokia Mounds People & # 8211 Cahokia fue la civilización nativa prehistórica más sofisticada del norte de México. Mejor conocida por sus grandes estructuras de tierra hechas por el hombre, la ciudad de Cahokia, Illinois, estuvo habitada aproximadamente entre el 700 y el 1400 d.C.

Los vikingos de Groenlandia y # 8211 Erik el Rojo lideraron una flota de 25 barcos para colonizar Groenlandia alrededor del 985 d.C. Estos vikingos establecieron dos colonias que crecieron en población durante los siguientes cientos de años hasta llegar a unas 5.000 personas. Sin embargo, cuando llegó una expedición en 1721, no quedaron más que ruinas.

Ciudad oculta del Valle de la Muerte & # 8211 Durante siglos, las leyendas de una ciudad subterránea y una raza antigua en el Valle de la Muerte se han contado en la Leyenda Paiute del Reino de Shin-au-av. Este lugar, que significa "tierra de Dios" o "tierra fantasma", es un lugar sagrado para los paiute.

Ciudad perdida de Etzanoa & # 8211 Cuando los exploradores españoles atravesaron el área del centro sur de Kansas en 1601, se encontraron con una ciudad de 2000 casas que podían albergar a 10 personas cada una. Durante cientos de años, los arqueólogos no pudieron encontrar y los eruditos dudaban que existiera. Eso cambió en 2017 cuando la ciudad se encontró a unas 50 millas al sureste de Wichita.

La cultura Lost Clovis & # 8211 Los Clovis eran un pueblo paleoindio prehistórico que se pensaba que fueron los primeros habitantes humanos de América del Norte, que datan de hace unos 13.500 años.

Constructores de montículos de Mississippi & # 8211 Aunque las primeras personas ingresaron a lo que ahora es el Mississippi hace unos 12.000 años, la primera fase importante de la construcción de montículos de tierra en esta área no comenzó hasta hace unos 2.100 años.

Colonia Popham de Maine & # 8211 Este fue un asentamiento colonial inglés de corta duración que fue fundado en 1607 solo unos meses después de su rival más exitoso, Jamestown, Virginia. Su ubicación se perdió durante siglos hasta que fue redescubierta en 1994. Ahora es parte del Parque Estatal Popham Beach.

Colonia de Roanoke Island & # 8211 Roanoke Island, Carolina del Norte fue el sitio de la Colonia de Roanoke del siglo XVI. Tres años después, todos los hombres, mujeres y niños se habían ido.

Casa comunal nórdica recreada, L & # 8217Anse aux Meadows, Terranova, Canadá cortesía de Wikipedia

Los Anasazi Desaparecidos & # 8211 Aproximadamente en el 700 aC, los Indios Anasazi (Antiguos Puebloans) establecieron numerosos asentamientos grandes en el suroeste. Sin embargo, cuando llegaron los exploradores europeos, la gente se había ido.


Cómo Estados Unidos y Rusia perdieron a China, un país que nunca tuvo

Stalin “perdió” China tres veces: primero en 1927, nuevamente a mediados de la década de 1930 y 27 y finalmente el 1 de octubre de 1949, el día en que Mao Tse-tung proclamó su nuevo régimen en Pekín. Ese fue el mismo día que “perdimos” a China. Nikita Khrushchev volvió a perder para Rusia entre 1958 y 1960, y esta pérdida parece definitiva, al menos en el futuro previsible.

Hay dos tipos de tiempo, como observó una vez Graham Peck, uno para nosotros y otro para China. Nuestros relojes funcionan por minutos y segundos, China & # x27s por décadas y siglos. Por esa razón, deberíamos ser mucho más rápidos en la adopción que los chinos. Sin embargo, solo ahora, en el año 22 del régimen de Mao & # x27, en el resplandor de la diplomacia del ping-pong y en los albores de la política de Nueva China del presidente Nixon & # x27, empezamos a comprender el precio que pagamos por "perder" algo. nunca tuvimos.

En Rusia, también, se está llevando a cabo una evaluación angustiosa. Esta reevaluación soviética, me temo, arroja una luz más macabra sobre nuestra experiencia de la que algunos encontrarán cómoda. Donde sumamos el costo de la "pérdida" de China y # x27 para nosotros en carreras arruinadas, cacerías de brujas, el envenenamiento de la atmósfera nacional, la paralización de la erudición y la diplomacia y, finalmente, en el trauma político que durante tanto tiempo paralizó nuestras acciones. en Asia, Rusia cuenta esto y más: un precio en vidas humanas, una generación entera de manos chinas aniquiladas físicamente. Asesinado. Todo por la “pérdida” de un país que ni Rusia tenía.

Permítanme aclarar lo que quiero decir con las pérdidas de China por parte de Rusia. Me refiero a la derrota y la derrota del esfuerzo de Stalin por controlar la Revolución China cuando Chiang Kai-shek se volvió contra los comunistas en 1927, los masacró, rompió la espalda del movimiento y envió a los "asesores" rusos bajo Mikhail Borodin, huyendo por sus vidas de regreso a Moscú. Me refiero a la derrota silenciosa y privada por parte de Mao Tse ‐ tung en 1935 de la "facción rusa" del partido comunista chino y sus socios soviéticos, a quienes Stalin había entrenado cuidadosamente en Moscú y enviado de regreso a China para hacerse cargo de los débiles y gradualmente chinos en recuperación. Fiesta comunista.

Me refiero al acceso al poder de Mao Tse ‐ tung, el 1 de octubre de 1949, como jefe independiente del Partido Comunista Chino y líder soberano de su país a pesar de la oposición constante (aunque encubierta) de Stalin. Me refiero, finalmente, a la salvaje y amarga división entre Moscú y Pekín que probablemente comenzó entre Jrushchov y Mao en la gran asamblea de partidos comunistas de 1957 en Moscú y finalmente se volvió irrevocable en la época de la crisis de Quemoy-Matsu en el verano de 1958, cuando Jruschov se negó rotundamente a respaldar los planes ofensivos de Mao contra Taiwán.

Quizás fue perder tres veces lo que hizo que Stalin atacara con tanta barbarie. Quizás fue su propia culpa secreta y su enojo por la bancarrota de una política que él mismo elaboró ​​y llevó a cabo en un intento de demostrar que era un mejor revolucionario de la Comintern que Trotsky. Quizás fue la total vulnerabilidad de las manos de Moscú y China. Después de todo, en una época en la que otros pagaban con la vida crímenes que sólo existían en la mente paranoica del dictador y su policía, los especialistas de Rusia y China —partidos, militares, diplomáticos, académicos— habían fracasado en la tarea que se les había fijado: la de convertir a China en un apéndice de la Revolución Soviética. Todo lo que se requería era nombrar a los culpables, eligiéndolos, por supuesto, de la manera clásica, de la lista de aquellos que habían hecho todo lo posible por cumplir las órdenes que Stalin había dado.

No muchos han comparado la experiencia de Estados Unidos y Rusia en China o han notado cómo cada uno ilumina al otro. Creo que nadie hasta ahora ha notado que cada gran potencia buscaba guiar y controlar el curso de los acontecimientos en China y que cada potencia finalmente fracasaba y, al fallar, se convertía en chivos expiatorios. La lección es elocuente. Ninguno de los dos pudo imponer su voluntad. Ninguno de los dos afectó materialmente la evolución de China. El fracaso produjo consecuencias fatídicas, no tanto para China o incluso para los verdaderos autores de la política soviética o estadounidense, sino para los hombres sobre el terreno que se encargaron de su ejecución y, sobre todo, para la psique nacional de ambos países. En Rusia ha dejado un residuo de miedo morboso y odio a China en los Estados Unidos de América estableció una persistente parálisis de política y voluntad que sólo ahora está en vías de disolución.

He sabido durante muchos años que Stalin no limitó su purga de China simplemente a los famosos comandantes militares del Lejano Oriente como el mariscal Blyukher, el general VM Shtern, el mariscal AI Yegorov y los muchos oficiales soviéticos notables que lucharon primero en Siberia y Mongolia y luego en el lado - al lado de los nuevos ejércitos nacionalistas de Chiang Kaishek y # x27 y contra los japoneses en las guerras no declaradas de los años treinta y veintisiete.

Un día en el verano de 1953 me encontré con un viejo amigo en Moscú que me susurró: "¿Don & # x27t crees que Borodin debería tener un obituario en The Times?" Mikhail Borodin fue el famoso agente revolucionario ruso enviado en 1923 al Dr. Sun Yat-sen & # x27s Kuomintang, quien trabajó con Chiang Kai-shek y apenas escapó con vida cuando Chiang se volvió contra los comunistas en 1927. de la muerte de Borodin & # x27s (mi amigo me dijo que ya había aparecido en la prensa china) y después de 48 horas de retraso fue despejado por la censura soviética y publicado en The Times.

Borodin fue una especie de héroe para mí. Había leído "Historia personal" de Vincent Sheean & # x27 y sabía de Borodin, Rayna Prohme y Bill Prohme, y de hecho conocí a Borodin en Moscú durante la Segunda Guerra Mundial, una figura demacrada y sombría. Me dijeron que había muerto durante ese último invierno terrible de 1953, mucho antes de que muriera el propio Stalin, en un campo de concentración cerca de Yakutsk. (Ahora se dice que Borodin murió en 1951, no en 1952 o 1953.) Fue arrestado a principios de 1949 cuando él y los pocos chinos que habían sobrevivido a la década de 1930 & # x27 se vieron atrapados en un gran final de encarcelamiento y ejecución.

La experiencia de la China soviética se vuelve única por esta oleada de terror, que comenzó a finales de la década de 1920 y # x27, alcanzó un punto culminante en la década de 1930 y # x27, estalló una vez más en la década de 1940 y # x27 e incluso encontró un renacimiento silencioso a finales de la década de 1960 & # x27s. Fue entonces cuando, después de que la Gran Brecha entre Rusia y China se hizo pública y los enfrentamientos fronterizos estallaron a lo largo de las fronteras chino-soviéticas, la policía de seguridad soviética cerró temporalmente el nuevo Instituto de Estudios de China de la Academia de Ciencias. Prohibieron a los académicos de China manejar materiales contemporáneos, es decir, maoístas para mantener correspondencia con colegas extranjeros o incluso visitar centros de estudios de China en Europa del Este.

Y es la persistencia y recurrencia del terror, década tras década, lo que finalmente convierte las notables memorias de Vera Vishnyakova-Akimova & # x27 en una especie de necrología.

“Las páginas en las que recuerda a los asesores y los especialistas de China se leen como una lista de muertos”, observa su editor y traductor Steven I. Levine, y agrega: “Solo a través de un acto de imaginación podemos conocer el efecto adormecedor del macartismo en Los estudios de China incluso comienzan a comprender las consecuencias del estalinismo para los estudios de la China soviética ".

Mme. Vishnyakova-Akimova es una sobreviviente, una vez una joven rusa vivaz, una estudiante de idiomas de Moscú que fue de Vladivostok a China en 1925 para unirse a Borodin y los otros rusos que trabajaban para la Revolución China. Se propuso la tarea de escribir no solo sobre su vida de joven en un país exótico al que llegó a amar profundamente, comprometida como estaba en una misión de ímpetu y peligro, sino también de pagar su deuda con su generación perdida. los que se convirtieron en víctimas en una década u otra que siguió.

“Es con tristeza que escribo la mayoría de estos nombres”, señala, “recordando los años terribles de la represión estalinista (el final de los años 30 y 27). Cuántos especialistas chinos jóvenes y talentosos perecieron, hombres leales al Partido y a su trabajo y que sentaron las bases de la sinología soviética ”.

Ella y su esposo, un oficial del que se enamoró en China, sobrevivieron, ciertamente no sin dificultades y peligros. ¿Pero para el resto? Hay nombre tras nombre: Konstantin Andreevich Kharnsky, profesor del Instituto del Este en Vladivostok (“hacia fines de la década de 1930 y 27 murió trágicamente”) el manchú, Le Hsing-ko, instructor en el Instituto de Sinología de Moscú (“en a finales de la década de 1930 & # x27 fue arrestado y fallecido ") Lyov Mik hailovich Karakhan, ex ministro de Relaciones Exteriores soviético, purgado en la década de 1930 & # x27 Sergey Mikhailovich Tretyakov, autor de" Roar China ", purgado en la década de 1930 & # x27 el ejército el consejero Georgy Borisovich Skalov (Sinani), ("Fue víctima de las represiones estalinistas antes que los demás. 1935 fue su año fatal").

Y Anatoly Yakovlevich Klimov, un antiguo bolchevique y participante de la Guerra Civil ("En 1942 fue arrestado injustamente y pasó seis años en el campo") Albert Ivanovich Lapin, diputado de Blyuker (fusilado en 1937, un año antes que su jefe) Vitovi Kazimirovich Putna, asesor militar en China, luego agregado militar en Londres, fusilado el 11 de junio de 1937) Lazar Isaakovich Penn, cónsul soviético en Kalgan y Changsha ("En 1937 fue arrestado y murió en el exilio") NV Kuybyshev, hermano del primer presidente soviético y jefe de la misión soviética de China Meridional (fusilado en 1937).

Y Mira Sakhnovskaya, heroína de la Guerra Civil que se vistió de hombre, profesora de la Academia Militar Whampoa, única mujer graduada de la Academia Militar Frunze, madre de un niño nacido en China (arrestada con otra heroína de la Guerra Civil que también sirvió en China, ambas murió en la purga de 1937) Yevgeny Andreevich Yakovlev, ex coronel del ejército zarista, profesor de fortificaciones en la Academia Whampoa (arrestado en 1931 y retenido en empalizadas durante tres años sin juicio) e incluso simples técnicos: los pilotos, Talberg y Remizyuk, los mecánico de aviación Bazenau (“1937‐38 fueron sus años fatales”).

De L. M. Karakhan y Borodin, Mme. Vishnyakova ‐Akimova escribe: "¿Quién podría haber sabido el destino cruel e injusto que les esperaba, que ambos serían víctimas de las represiones estalinistas?"

El índice de Mme. Las memorias de VishnyakovaAkimova & # x27 enumeran 148 nombres que pueden identificarse con confianza con Rusia en China. Al menos 43 de ellos perdieron la vida o cumplieron largas condenas en prisión o en el exilio. En los casos de otros 30, la prisión o la ejecución es probable, pero no se puede confirmar por completo. Esto indica que en una serie aleatoria de manos de la China soviética —militares, trabajadores del partido, diplomáticos, eruditos e incluso simples obreros y choferes— aproximadamente uno de cada tres perdió la vida o fue a un campo de concentración. Del personal militar Mme. Vishnyakova ‐ Akimova comenta concisamente: “Pocos sobrevivieron a las represiones de 1937‐38. Acabaron con los demás ".

Todo esto, por supuesto, no tiene en cuenta la pérdida no letal: la pérdida de experiencia, la atrofia de los estudios sobre China, el miedo, la distorsión, la paranoia que casi provocó que la misma palabra "China" desapareciera de la página impresa soviética. Borodin no fue arrestado hasta 1949. Pero desde su regreso de China en 1927, “fue suspendido del trabajo relacionado con China”. Trabajó durante dos décadas como editor de Moscow News, una tediosa hoja de propaganda en idioma inglés, y finalmente fue arrestado con todo su personal, así como con su vieja amiga, Anna Louise Strong, que había hecho el éxodo con él desde China. en 1927. Ella tuvo más suerte que él. Encarcelado en la Lubyanka como C.I.A. agente fue expulsada de Rusia y finalmente murió el año pasado en Pekín. Borodin, según he oído, fue condenado a muerte, pero Stalin lo conmutó por cadena perpetua tras la intervención de Pekín.

Pero Borodin fue solo un ejemplo particularmente llamativo de lo que le sucedió a cualquiera que tuviera la desgracia de estar relacionado con China. Como señala el sinólogo soviético GV Efimov en un artículo de 1967 sobre historiografía soviética en el Vestnik (Herald) de la Universidad de Leningrado, las condiciones políticas a principios de la década de 1930 y 27 se volvieron tan "desfavorables" que los estudios académicos serios "se aplazaron durante 30 años. "

N. V. Nikiferov confirma esto en su “Historiadores soviéticos sobre los problemas de China” publicado en Moscú en 1970. Ni una sola tesis doctoral sobre estudios históricos chinos fue defendida hasta 1953, informa Nikiferov. No se publicó ni un solo ensayo sobre la historia de China en la Unión Soviética entre 1941 y 1948. Varias obras terminadas a finales de la década de 1930 y 27 y principios de la de 1940 y 27 aparecieron sólo a finales de la década de 1950 y 27 o principios de la de 1960 y 27, mucho después sus autores habían muerto en campos de concentración.

Nikiferov compiló una bibliografía de trabajos académicos soviéticos sobre China, enumerando 982 libros, artículos y monografías publicados sobre "problemas de China" en la era soviética. Desglosando las fechas de publicación (y eliminando obras de Lenin, Marx, etc., y otras que aparecieron antes de 1920) obtenemos los siguientes totales: 1920-29, 303 obras 1930-39, 177 obras 1940-49, 73 obras 195059, 92 obras 1960‐69, 183 obras.

El secado es aún más sorprendente cuando se analiza la cifra de la década de 1930 & # x27. Sólo aparecieron 19 artículos en los años 1937, 1938 y 1939. La mayor parte del total de la década y # x27 apareció en los primeros cuatro años previos a la depuración. Después de 1936, el material que tocaba los asuntos chinos contemporáneos simplemente desapareció. Ya no se publicaron artículos sobre el partido comunista chino y el ejército rojo chino. No se publicó nada sobre el tema entre 1944 y 1949.

Incluso 20 años después de la muerte de Stalin, los estudios de la China soviética aún no se habían recuperado hasta donde estaban antes de las Grandes Purgas. En la relativamente liberal 1960 & # x27s aparecieron menos de dos tercios de las obras que en la década de 1920 & # x27, y ese total está fuertemente acolchado con tardías necrologías de especialistas en China purgados, reediciones de obras tempranas y publicaciones largamente suprimidas. De hecho, Mme. El volumen de Vishnyakova ‐ Akimova & # x27, publicado en Moscú en 1965, es producto de un esfuerzo masivo de los sinólogos supervivientes para llenar los grandes espacios en blanco. No es una tarea fácil. No hay muchos supervivientes. La evidencia ha sido seriamente erosionada por la creciente controversia sobre las políticas de Stalin & # x27s y muchos archivos todavía están cuidadosamente cerrados. Y, por supuesto, el gran conflicto entre China y Rusia no ayuda.

¿Por qué se ha realizado este esfuerzo en la Unión Soviética? En casi todos los campos de especialización (literatura, asuntos militares, ciencia botánica, tecnología industrial) hubo un intento de dejar las cosas claras, siguiendo el famoso discurso de “desestalinización” de 1956 de Jruschov. En parte, se debió a consideraciones humanitarias. En parte, representó un intento de restaurar la continuidad en un campo dado o incluso de sentar las bases de una nueva política (como en la biología, donde los oponentes de Lysenko & # x27s aprovecharon la ocasión para sentar las bases de la entrada soviética en el área de la genética moderna, biología, etc.). El esfuerzo no ha estado exento de peligros porque, especialmente desde la caída de Khrushchev & # x27 en 1964, las manecillas del reloj han estado retrocediendo. Ahora aparecen cada vez menos obras “rehabilitadoras” y, cuando lo hacen, se desvanecen los hechos clave sobre la represión.

Pero en este punto debemos volvernos hacia Estados Unidos. He entrado en tales detalles para dejar perfectamente claro lo que sucedió en China, para dejar en claro que Rusia, según sus propios cálculos, "perdió" a China hace casi 50 años en 1927, y castigó a los responsables de Stalin, perdió a China nuevamente cuando Mao ganó el Partido chino en 1935 y castigó a una nueva ronda de víctimas, volvió a perder en 1949 y volvió a castigar a los pocos especialistas chinos que aún vivían.

Si cientos, miles de rusos pagaron esta "pérdida" con sus vidas, si la política de Rusia ha sido golpeada durante años por sucesivas catástrofes en China, ¿cuál fue entonces la naturaleza de nuestro gran desastre en China? ¿No se inició nuestra purga debido a la pérdida de China ante Rusia? ¿No ganó Rusia a China en 1949? ¿No era eso de lo que se trataba? Didn & # x27t Dean Acheson en su famoso Libro Blanco del 30 de julio de 1949, proclamó:

“El corazón de China está en manos comunistas. Los líderes comunistas han renunciado a su herencia china y han anunciado públicamente su subordinación a una potencia extranjera, Rusia [las cursivas son mías], que durante los últimos 50 años, tanto bajo zares como comunistas, ha sido muy asiduo en sus esfuerzos por extender su control en Lejano Oriente. El régimen comunista no sirve a sus intereses [chinos] sino a los de la Rusia soviética. Seguimos creyendo que, por trágico que sea el futuro inmediato de China y por más despiadadamente que una gran parte de este gran pueblo pueda ser explotado por un partido en interés del imperialismo extranjero [las cursivas son mías], en última instancia, la profunda civilización y el individualismo democrático de China se reafirmarán y ella se librará del yugo extranjero ".

O, como el senador Joseph Mc ,. Carthy decía el 30 de marzo de 1950: “No fue la democracia china bajo Mao la que conquistó China como sostenían Acheson, Lattimore y Jessup. La Rusia soviética conquistó China [las cursivas son mías], y un aliado importante de este conquistador fue el pequeño elemento de izquierda en nuestro Departamento de Estado ".

O, dicho en palabras de Dean Rusk, pronunciadas un año después, el 18 de mayo de 1951: “No reconocemos a las autoridades de Peiping por lo que pretenden ser. El régimen de Peiping puede ser un gobierno colonial ruso, un Manchukuo siavic [las cursivas mías] en una escala mayor. No es el Gobierno de China. No pasa la primera prueba. No es chino ".

O, como el capitán Joseph Alsop, ayudante del general Chennault, lo expresó simple y llanamente incluso antes (en febrero de 1945) “Somos infantiles al suponer que los comunistas chinos son cualquier cosa menos un apéndice de la Unión Soviética [cursiva mía]. "

Uno lee estas declaraciones: uno estudia los registros del caso Amerasia de 1945 (en el que John S. Service y otros fueron acusados ​​de pasar documentos clasificados a la revista izquierdista de Nueva York, Amerasia), uno reflexiona sobre los interminables registros de los tribunales de instrucción, de enjuiciamientos, de cargos y contraacusaciones, de investigaciones del Senado, de investigaciones de la Cámara, de procedimientos del Departamento de Estado con un desconcierto que se alimenta del desconcierto. El nexo de todos estos casos —y el caso de Amerasia, olvidado durante mucho tiempo, servirá como cualquier otro ejemplo típico— radica en la suposición de que los funcionarios estadounidenses y la política estadounidense, conscientemente (por conspiración) o inconscientemente (por estupidez o "suavidad ”) Entregó China a Rusia y los brazos de espera.

Sin embargo, regrese al lado soviético. Lea el registro del increíble desastre de 1927, la total bancarrota de la política de Stalin, tres veces probada, tres veces fallida, y luego la purga, repurgencia y repurgencia por parte de Stalin de casi cualquier hombre relacionado con China.

¿No convencería este registro a cualquier observador débilmente cognitivo de que, fuera lo que fuese lo que estaba sucediendo en China, no se estaba “perdiendo” para Moscú?

Cuando uno compara esta realidad con el mito estadounidense de lo que sucedió en China, se da la vuelta con una sensación de puro horror. Ahí radica la verdadera locura paranoia clínica “El gabinete del doctor Caligari” actuado a escala mundial. No se trata de un efecto de imagen especular, ese concepto tan querido por los científicos políticos modernos, en el que dos superpotencias se perciben mutuamente actuando a su propia imagen.

Es, más bien, un ejemplo colosal de lo que se llama mejor el efecto Rashomon, en el que cada gran potencia percibe los mismos eventos en un contexto tan distorsionado y diferente que difícilmente podemos creer que estén lidiando con un fenómeno común.

Hoy es probable que culpemos al difunto senador Joseph McCarthy por la paranoia estadounidense sobre China. Pero este es solo otro mito. Queda elocuentemente claro, primero por Anthony Kubek, un antiguo protegido del Subcomité de Seguridad Interna del Senado, y luego por John S. Service, una de las principales víctimas de ese Subcomité y de muchos otros exorcistas profesionales, que McCarthy era, de hecho, un advenedizo, un Johnny que ha venido recientemente a la caza de brujas en China. Esto comenzó mucho, mucho, mucho antes de que hubiera algún signo real de "pérdida de China", en una era en la que la Segunda Guerra Mundial todavía estaba en curso. antes de la muerte de F.D.R.

Las raíces se encuentran en lo que originalmente fue un debate simple y comprensible entre aquellos que sentían que Estados Unidos debería usar todos los medios posibles para apoyar al régimen de Chiang Kai-shek y así preservar en Asia lo que se veía como una potencia aliada amiga y leal. y aquellos que creían (correctamente) que en la lucha inevitable entre Chiang y Mao las probabilidades favorecían a Mao por un margen que no podía revertirse sin la intervención estadounidense en una escala que igualaba (si no superaba) la de nuestra intervención total en la Segunda Guerra Mundial. . Podría decirse que no es una controversia que pueda conducir a la paranoia nacional. Una disputa en las primeras etapas que fue en gran parte un argumento "de moda", en gran parte entre una generación más antigua de manos de China, que apoyaban a Chiang, y una "nueva" generación que, sobre la base de la observación in situ, se sintió un escepticismo creciente sobre el poder de permanencia de Chiang.

Así que las líneas tomaron forma en los meses previos a la muerte de Roosevelt & # x27s, la disputa se intensificó en la famosa "revuelta" del Departamento de Estado y los especialistas de China en Chungking, una revuelta no contra Washington o el Departamento de Estado, sino contra los apuestos, vanidosos, El caprichoso, ignorante y egoísta general Pat Hurley, que se veía a sí mismo (como deja claro Service) como el salvador de China, el buque ungido que podría, con el apoyo de Stalin y Roosevelt, hacer que Chiang y Mao cenasen en la misma mesa. , emitiendo warhoops de Oklahoma en el proceso. Era una tontería entonces y una locura ahora.

Pero esa pelea histriónica, que llevó a Hurley a limpiar de la Embajada de Chungking hasta el último diplomático profesional y especialista en China con la mala suerte de estar en las cercanías, marcó las pautas. Todo lo demás siguió. Hurley fue el primero en formular las acusaciones de deslealtad, de simpatía comunista (o algo peor). El caso de Amerasia (con el que Hurley no tenía ninguna relación) se rompió inmediatamente después de la fila de Hurley. La pista falsa del espionaje y la traición se cruzó en el camino de China. No importa que un gran jurado votó en contra de acusar a Service, 20-0 no importa que el Gobierno solo ganó una declaración de culpabilidad en el caso (y eso mediante engaños). La pelota estaba rodando. A lo largo de los años, sería recogido por una línea ininterrumpida de investigadores del Senado, la lealtad del Departamento de Estado y los demagogos.

Pasaron años antes de que Joe McCarthy apareciera en escena, no hasta febrero y marzo de 1950. Ahora, es recordado y todos los demás se han hundido de nuevo en las sombras. Murió, pero la "pérdida" de China continuó chisporroteando y crujiendo como una cadena de petardos.

McCarthy no le costó a Service su trabajo, ni el de John Paton Davies, John Carter Vincent, 0. Edmund Clubb o cualquiera de los otros. En la mayoría de los casos fue el propio Departamento de Estado u otras agencias del Gobierno quienes hicieron el trabajo sucio. (Había cazadores de brujas mucho más feroces en las filas del Servicio Civil que en el Senado.) Incluso hoy, con McCarthy largo tiempo en su tumba, el Subcomité de Asuntos Internos del Senado sigue adelante, y solo el año pasado se publicó el enorme tomo de dos volúmenes. , "Los documentos de Amerasia: una pista para la catástrofe de China", compilado por Anthony Kubek apareció en un esfuerzo tardío por dar nueva vida a las cacerías de herejía de dos décadas antes. La Imprenta del Gobierno lo publicitó de forma fantástica con estas palabras: "Estos documentos se leen como un thriller de espías, pero es [¡sic!] Tanto más interesante porque es cierto". En cuanto al contenido de "verdad" del brebaje de Kubek, la exposición minuciosa y objetiva del Sr. Service & # x27 sirve como un excelente termómetro.

Pero, como reconoce Service, Kubek, sin saberlo, ha hecho una contribución importante a la causa del conocimiento de China. Ha reconstruido a partir de los documentos incautados en los archivos del Departamento de Justicia una colección inigualable de los brillantes informes que Service y los demás presentaron desde China, en particular sus notables despachos de Yenan, sus entrevistas con Mao y Chou En-lai, sus evaluaciones de los chinos. Ejército Rojo y sus líderes como Chu Teh.

Sin la colección Kubek, todavía estaríamos luchando por gran parte de este material. Fue confiscado de Service, luego devuelto, luego "perdido" por el Departamento de Estado. Algunos de ellos todavía están cuidadosamente clasificados y el propio Service no tenía copias de muchos de los documentos. Eso, sin embargo, es en cierto sentido un punto menor (aunque no, por supuesto, para hombres como Service, cuyas vidas fueron retorcidas y estropeadas por el ejercicio de la histeria nacional).

No pretendo subestimar la importancia de las observaciones de hombres como Service, Davies, Vincent y todos los demás. Hoy, a raíz de la espectacular nueva política de Nixon China, pasamos a los informes de las conversaciones de hace 25 años en Yenan entre Mao, Chou En-tai, Lin Pao, Chu Teh y el pequeño grupo estadounidense adjunto a la sede comunista como si hubiéramos tropezado. sobre un tesoro de envíos desde Marte.

Aquí encontramos a todas estas figuras distantes y misteriosas, repentinamente reducidas al tamaño de la vida, humanas, animadas, discutiendo sus esperanzas, sus aspiraciones, sus gustos y aversiones, reflexionando sobre el futuro y la posibilidad de relaciones íntimas a largo plazo con los Estados Unidos. , lo que esperan para China, evaluaciones de Chiang Kai-shek y, a veces, de los rusos: una mina de oro de información práctica, inteligente y reveladora, exactamente lo que los responsables de la formulación de políticas en Washington en 1944 o 1945 (o 1971) deben tener para poder tomar decisiones inteligentes. Todo está ahí y es tan fresco e interesante hoy como debe haber sido hace 25 años.

¿Entonces qué pasó? ¿Por qué la Casa Blanca y el Departamento de Estado y, de hecho, todos nosotros como nación, se volvieron tan violentamente contra la realidad de China y aún más violentamente contra los redactores de los memorandos, nuestros propios agentes elegidos en la escena que hicieron todo lo posible para decirnos que estaba pasando? ¿Por qué azotamos nuestras manos en China, arruinando las carreras de algunos, expulsando quizás a dos docenas del Servicio Exterior, algunos abiertamente, otros oblicuamente, y torciendo las carreras de otros tres o cuatro fuera de contexto?

¿Por qué devastamos nuestros departamentos académicos y permitimos que los estudios de China desaparecieran durante casi 10 años hasta que un notable programa de la Fundación Ford comenzó lentamente a devolverlos a la vida? ¿Por qué “desperdiciamos” nuestras reservas de experiencia en el gobierno hasta el punto en que hace una década solo teníamos tres hombres del Departamento de Estado con antecedentes tanto soviéticos como chinos (y uno de ellos todavía es estudiante, cursando estudios de posgrado, y otro muy, oficial muy subalterno)?

Buscará en vano una respuesta inteligible en cualquiera de estos volúmenes. Kubek, consecuente hasta el límite en su apoyo a la teoría del diablo, que era un artículo de fe en la línea ininterrumpida de Hurley-McCarthy-Sourwine, cree que nuestro trauma fue todo culpa de los comunistas y pro-comunistas en el Departamento de Estado.

Concluye: “Cuando Estados Unidos, sin saberlo, ayudó al bando equivocado a obtener el control de China propiamente dicha, Corea y Vietnam se convirtieron en compromisos inevitables para la nación que ha tenido que asumir el manto de liderazgo en el mundo libre. La historia lo dejará escrito así de simple.

“El gobierno de los Estados Unidos cambió su política en China en 1945, cometiendo su trágico error en el mismo momento en que el asunto Amerasia estaba en los titulares. Así como estos documentos de la Segunda Guerra Mundial proporcionan una pista de la catástrofe que afectó a China unos pocos años después, también se verá que los documentos de Amerasia pertenecen irresistiblemente a las actuales perplejidades de la política estadounidense en el Lejano Oriente ".

No hay mucha aclaración en Kubek. Solo una confirmación de los prejuicios de hace 25 años.

El servicio se acerca un poco más, pero su énfasis todavía está en lo que podría haber sido. Él cree que una política independiente de Estados Unidos en China al final de la Segunda Guerra Mundial, podría haber evitado la guerra civil o reducido su duración y destructividad y no hubiéramos estado atados al bando perdedor. Él siente que podríamos haber "encontrado que la coexistencia con un Mao Tse ‐ tung nacionalista firmemente independiente no era del todo imposible".

“Hacia el final de su breve incursión en la historia de las relaciones entre Estados Unidos y China, el Dr. Kubek hace la declaración: cuando Estados Unidos, sin saberlo, ayudó al bando equivocado a obtener el control de China propiamente dicha, Corea y Vietnam se volvieron inevitables ... Yo sugeriría una revisión: `` Si Estados Unidos hubiera podido en 1945 deshacerse de algunas de sus ilusiones sobre China, comprender lo que estaba sucediendo en ese país y adoptar una política realista en los propios intereses de Estados Unidos, Corea y Vietnam probablemente nunca '' Incluso agregaría algunos dividendos. Todavía no nos enfrentaríamos a un problema irresoluble de Taiwán. De hecho, nunca habría habido un problema de Taiwán, porque no habríamos "perdido" a China ".

Uno puede estar de acuerdo con Service y aún así sentirse perdido para explicar la histeria que se apoderó de nosotros en los años posteriores a 1944-1945. Dean Acheson ha intentado una explicación que puede llegar a ser lo más cercana que podamos. Acheson dijo en el Libro Blanco que “el siniestro resultado de la guerra civil en China estaba más allá del control del gobierno de Estados Unidos. Nada de lo que este país hizo o podría haber hecho dentro de los límites razonables de sus capacidades podría haber cambiado, por lo que nada de lo que este país dejó sin hacer ha contribuido a ello. Fue producto de las fuerzas de China ".

Pocos (excepto posiblemente Kubek), desde la perspectiva de 25 años, estarían en desacuerdo con esta sabiduría achesoniana. Pero, como señaló Acheson el año pasado en el segundo volumen de sus memorias, "Presente en la creación", esta conclusión "era desagradable para los creyentes en la omnipotencia estadounidense, para quienes cada objetivo no alcanzado es explicable solo por la incompetencia o la traición".

Como dijo Joseph McCarthy el 9 de febrero de 1950 en Wheeling, Virginia Occidental: “¿Cómo podemos dar cuenta de nuestra situación actual a menos que creamos que hombres de alto rango en este gobierno se están coordinando para llevarnos al desastre? Esto debe ser el producto de una gran conspiración a una escala tan inmensa que eclipsa cualquier empresa anterior en la historia del hombre ".

Eventos de enorme magnitud generan emociones a una escala grandiosa. En esos momentos, nuestra mente tiende a rechazar respuestas simples y pragmáticas. Estos parecen banales en comparación con la escala de eventos. Así se puede explicar el entusiasmo popular casi instantáneo por la conspiración masiva como respuesta al asesinato de John F. Kennedy. (Hubo una respuesta popular similar en el caso de Lincoln.) Cualquiera que sea la explicación fáctica que se ofrezca, parece demasiado simple, demasiado mezquina al lado de la majestuosidad del suceso. China era la más antigua, la más grande de las naciones, siempre considerada con misterio y mística. Fue fácil para nosotros creer que la traición a gran escala debe estar involucrada. (Del mismo modo que a Stalin le resultó fácil creerlo).

A partir de esa psicología nacional, manipulada por el regateo de los exorcistas mezquinos que surgió en el patrón de Hurley y McCarthy, se construyó la tragedia de China. Y de este trauma surgieron los trágicos efectos políticos, la "lección de China", como la llama Daniel Ellsberg, el juego de pasar de cada Administración a la siguiente el problema de tratar con Asia porque "este no es un buen año para perder". Asia a los comunistas ”, una máxima, como dice Ellsberg,“ tatuada en la piel de políticos y burócratas por igual ”.

Fue una lección aplicada por Truman y Acheson al sudeste asiático. Fue aplicado por Eisenhower y Dulles. Por Kennedy y Rusk. Por Johnson y Rusk. Era como si China, con su inmensidad, su historia extraña y fatídica, se hubiera convertido en un mundo oscuro y venenoso, fatal tanto para el individuo como para el gobierno. Quien tocó a China sufrió trágicas consecuencias, ya fuera Borodin y Bluykher, actuando por Rusia, o Stillwell y Service, actuando por Estados Unidos. Y sin importar lo que hiciera Stalin, no podía sacar ventaja de China. Tampoco Dulles o Rusk. De modo que al final, como dice Barbara Tuchman, "China siguió su propio camino como si los estadounidenses nunca hubieran venido". O los rusos.

La verdad es que China no era nadie & # x27s a quien "perder" excepto China & # x27s. Y China --como por fin, mucho tiempo empezamos a percibir-- se había encontrado a sí misma, al igual que a lo largo de los siglos después de cada una de las 100 crisis nacionales, la interminable sucesión de desastres y logros que conforman el tejido de su vida. miles de años de existencia nacional.

Hoy, más de 20 años después de que decidimos “dejar que el polvo se asiente” antes de embarcarnos en una nueva política de China, nuestros ojos pueden haberse aclarado lo suficiente para percibir la grandeza de la nueva arquitectura de China & # x27s. En cuanto a Rusia, acosada por ilusiones, desórdenes psíquicos y distorsiones perceptivas mucho mayores que las nuestras, el día de la realidad puede estar todavía lejano.


Nuestra orgullosa historia

Algonquino es el nombre del grupo lingüístico cultural que incluye muchas “tribus”, de las cuales los algonquinos son una. De hecho, el grupo lingüístico algonquino se extiende por un extenso territorio más allá del río Ottawa, quizás extendiéndose por una parte significativa de América del Norte y comprendiendo decenas de naciones relacionadas por idioma y costumbres. Otros miembros del grupo cultural / lingüístico algonquino son Mississauga, Ojibwe, Cree, Abenaki, Micmac, Malecite, Montagnais y Blackfoot, entre otros.

¿QUÉ SIGNIFICA "ALGONQUIN"?

La fuente de la palabra Algonquin no está clara. Algunos dicen que proviene de la palabra Malecita que significa & # 8220son nuestros parientes & # 8221, lo que sugeriría que los algonquines eran parte de un amplio grupo de pueblos nativos. Otros dicen que Algonquin significa & # 8220 en el lugar de pesca con arpón y anguilas desde la proa de una canoa & # 8221. Otra interpretación es & # 8220los que están bailando. & # 8221

El sitio web del Museo Canadiense de Civilización en Hull, Quebec, dice:
& # 8220La llegada de los europeos interrumpió gravemente la vida de los algonquinos, los nativos que vivían en el valle de Ottawa en ese momento. A mediados del siglo XVII, se habían introducido varias enfermedades mortales y había perecido un gran número de algonquinos. Las luchas con la Confederación Iroquesa de las Cinco Naciones vecinas por el control de las rutas fluviales hacia los ricos recursos de pieles del interior dieron como resultado intrigas políticas y conflictos armados. Juntos, estos factores cambiaron para siempre la forma de vida de los algonquinos del valle de Ottawa. & # 8221

LA LLEGADA DE LOS EUROPEOS

Los Algonquins estaban en el río Ottawa y sus valles tributarios cuando los franceses se trasladaron a la zona. Samuel de Champlain se puso en contacto con los algonquinos en 1603 poco después de establecer el primer asentamiento francés permanente en el río San Lorenzo en Tadoussac. En 1610, guías algonquin acompañaron a Étienne Brûlé en sus viajes al interior de Canadá.

Fue el comienzo de una profunda implicación de los algonquinos con los franceses en el comercio de pieles. Todo comerciante de pieles, que esperaba tener éxito en la exploración del interior de Canadá, se preparó para el viaje familiarizándose con el idioma algonquino, ya que era reconocido como el idioma raíz de muchos otros idiomas aborígenes.

Hoy existe la frontera política entre Quebec y Ontario, pero en aquellos días, como hoy, los algonquines vivían a ambos lados del río Ottawa. En estos primeros días, eran seminómadas, y se trasladaban de un lugar a otro en busca de alimento de la caza, la captura, la pesca y la recolección.

Se viajaba a pie y en canoa de corteza de abedul en los meses de verano y en toboganes y raquetas de nieve en el invierno. La ropa y las tiendas de campaña estaban hechas de pieles de animales, aunque las tiendas de campaña, también conocidas como wigwams, a veces estaban hechas de corteza de abedul. Durante los meses de verano, los grupos se reunían a lo largo del río para pescar, cazar y socializar. Cuando llegó el invierno, los grupos se dispersaron en campamentos de caza más pequeños compuestos por familias numerosas. El clima era duro y el hambre no era infrecuente.

EL COMERCIO DE LA PIEL

Cuando conoció a los Algonquins en Quebec, Samuel de Champlain quedó tan impresionado con las pieles de los Algonquins que exploró el San Lorenzo hasta el oeste hasta los rápidos de Lachine. Champlain se fue a Francia poco después, pero a su regreso en 1608, inmediatamente trasladó su comercio de pieles río arriba a un nuevo puesto para acortar la distancia que los algonquinos debían viajar para comerciar.

Champlain volvió a encontrarse con Algonquins en el área de reclamo de tierras en 1613 y 1615 cuando viajó por el río Ottawa. Champlain se encontró nuevamente con Algonquins en el área de reclamo de tierras en 1613 y 1615 cuando viajó por el río Ottawa. Vivían en grupos regionales alrededor de Madawaska, el lago Muskrat, la isla Morrison, a lo largo del río Ottawa por encima y por debajo de la isla Morrison, y también a lo largo del Mattawa hasta el lago Nipissing. El mapa del Atlas Nacional de Canadá "Canada Native People 1630" publicado en 1988 muestra los grupos regionales de Algonquin en el área de reclamo de tierras, incluidos los Matouweskarini, Keinouche (Quenongein), Ottagoutouemin, Onontcharonon y Nipissings en el lago Nipissing.

Champlain estaba ansioso por concluir tratados tanto con los algonquinos como con sus aliados montagnais, ambos aliados contra la temida confederación iroquesa. Las Cinco Naciones de la Confederación Iroquesa incluían Mohawks, Oneida, Onondaga, Cayuga y Séneca, más tarde se unieron a Tuscarora para convertirse en las Seis Naciones.

Champlain sintió que un tratado con los Algonquins excluiría la competencia de sus rivales europeos, que eran principalmente holandeses pero también ingleses. Los algonquinos, los montagnais y sus aliados hurones eran reacios a comprometerse en el largo y peligroso viaje hacia los puestos comerciales al norte del río Ottawa, a menos que los franceses estuvieran dispuestos a ayudarlos en su guerra contra otros miembros de la Confederación Iroquesa. En esto, los franceses brindaron apoyo y obtuvieron grandes oportunidades comerciales.

La piel de los Grandes Lagos fluyó por los ríos Ottawa y St. Lawrence hacia los franceses durante los años siguientes, y los algonquinos y sus aliados dominaron los valles de Ottawa y St. Lawrence. Sin embargo, los iroqueses seguían siendo una amenaza constante, y al ganarse el comercio y la amistad de los algonquinos, los franceses se habían convertido en un enemigo peligroso.

No pasó mucho tiempo para que el foco del comercio de pieles se moviera más hacia el oeste, porque los franceses ya habían aprendido sobre las áreas de captura al oeste controladas por los hurones, que eran aliados de los algonquinos contra los iroqueses. La cantidad y calidad de la piel disponible de los hurones no podía ignorarse, y en 1614 los franceses y los hurones firmaron un tratado formal de comercio y alianza en Quebec.

EL REGRESO DE LOS IROQUOIS

Al año siguiente, Champlain hizo su segundo viaje por el río Ottawa hasta las aldeas Huron al sur de Georgian Bay. Mientras estuvo allí, participó en un ataque Huron-Algonquin en las aldeas Oneida y Onondaga (estas tribus eran parte de la Confederación de la Nación Iroquois), confirmando en la mente de los Iroquois (en caso de que todavía tuvieran dudas) que los franceses eran sus enemigos. .

Los iroqueses, que habían sido desplazados del valle de San Lorenzo por los algonquinos, montagnais y hurones antes de que los franceses llegaran a América del Norte, nunca habían aceptado la pérdida de este territorio como algo permanente. Para entonces, los iroqueses habían agotado el castor en su tierra natal tradicional y necesitaban territorio de caza adicional para mantener su posición con los holandeses, que en ese momento transportaban sus compras a través de la Nueva York de hoy en día. Su incapacidad para satisfacer la demanda de castores fue la razón por la que los holandeses habían intentado en 1624 abrir el comercio con los algonquinos y los montagnais.

Para los iroqueses, la dirección obvia para la expansión era el norte, pero la alianza de los hurones y algonquinos con los franceses lo hacía imposible. Los iroqueses al principio intentaron la diplomacia para obtener el permiso, pero los hurones y los algonquinos se negaron, y sin otra solución disponible, los iroqueses recurrieron a la fuerza.

En 1630, tanto los Algonquins como los Montagnais necesitaban la ayuda francesa para luchar contra el invasor, pero esta no estaba disponible. Aprovechando una guerra europea entre Gran Bretaña y Francia, Sir David Kirke capturó Quebec en 1629, y los británicos mantuvieron a Canadá hasta 1632 cuando fue devuelto a Francia por el Tratado de St. Germaine en Laye.

Estos tres años fueron un desastre para los aliados franceses. Dado que su propio comercio con los holandeses no se vio afectado, los iroqueses pudieron revertir sus pérdidas de territorio en el valle de San Lorenzo. Condujeron a los Algonquin y Montagnais desde el alto San Lorenzo.

DIVISION DE ALIADOS

Cuando regresaron a Quebec en 1632, los franceses intentaron restablecer el equilibrio de poder anterior a lo largo del San Lorenzo proporcionando armas de fuego a sus aliados de Algonquin y Montagnais. Sin embargo, las ventas iniciales se restringieron a conversos cristianos, lo que no confirió ninguna ventaja real al Algonquin. Las bandas itinerantes de Algonquin habían demostrado ser resistentes a los esfuerzos misioneros iniciales de los & # 8220Black Robes ”y los jesuitas se habían concentrado en cambio en los Montagnais y Hurons.

Pero los problemas continuaron a medida que los algonquinos desarrollaron divisiones entre ellos sobre la religión. Los jesuitas no dejaron de usar el señuelo de las armas de fuego para ayudar con las conversiones. Muchos algonquin convertidos a la nueva religión abandonaron el valle de Ottawa y se establecieron primero en Trois Rivieres y luego en Sillery. Esto debilitó el cuerpo principal de los algonquinos tradicionales que defendían la ruta comercial a través del valle de Ottawa. Las consecuencias rápidamente se hicieron evidentes.

Los holandeses habían reaccionado a que los franceses armaran a sus aliados nativos con grandes
venta de armas de fuego a los Mohawks, quienes pasaron estas armas a los
otros iroqueses, y el comercio de pieles degeneró en una carrera armamentista. Después de siete años de creciente violencia, se concertó la paz en 1634. Los Algonquins utilizaron este período para comenzar a comerciar con los holandeses en Nueva York, un definitivo & # 8220no-no & # 8221 en lo que respecta a los iroqueses, y la guerra se reanudó. .

UNA GUERRA ENTRE TRIBUS

Debilitados por la partida de los cristianos conversos a Trois Rivieres y Sillery, los algonquinos no pudieron detener el ataque que siguió. Las ofensivas iroquesas, durante 1636 y 1637, llevaron a los algonquinos más al norte hacia el valle superior de Ottawa y forzaron a los montagnais al este hacia Quebec. Solo una epidemia de viruela, que comenzó en Nueva Inglaterra durante 1634 y luego se extendió a Nueva York y al Valle de San Lorenzo, frenó la lucha.

Una verdadera escalada en las hostilidades ocurrió en 1640 cuando los comerciantes británicos en el río Connecticut en el oeste de Massachusetts intentaron atraer a los Mohawks de los holandeses con ofertas de armas. Los holandeses respondieron a esto proporcionando a los mohawks (y por lo tanto a los iroqueses) tantas armas de fuego de última generación y de alta calidad como quisieran.

Algunos miembros de la tribu Algonquin, como los Weskarini, a lo largo de la parte baja del río Ottawa se vieron obligados a abandonar sus aldeas y trasladarse al norte y al este. En la primavera de 1642, los Mohawks y sus aliados habían logrado expulsar por completo a muchos grupos de Algonquins y Montagnais de los ríos Alto San Lorenzo y Bajo Ottawa, mientras que en el oeste, otros aliados (Séneca, Oneida y Onondaga) lucharon contra los Hurones. .

Para acortar la distancia de viaje de los comerciantes Huron y Algonquin, los franceses establecieron en 1642 un nuevo puesto en Montreal (Ville Marie). Sin embargo, esto solo pareció empeorar las cosas. Los iroqueses pronto enviaron partidas de guerra al norte en el valle de Ottawa para atacar las flotas de canoas Huron y Algonquin que transportaban pieles a Montreal y Quebec. Otros reveses sufridos por los algonquinos y hurones paralizaron por completo el comercio de pieles francés, y el sucesor de Champlain, Charles Huault de Montmagmy, no tuvo más remedio que buscar la paz.

UN MOMENTO DE PAZ

Montmagmy finalmente aceptó un tratado que permitía a los franceses reanudar su comercio de pieles, pero contenía un acuerdo secreto que requería la neutralidad francesa en guerras futuras entre sus aliados algonquinos y hurones y los iroqueses. Este acuerdo fue a cambio de una promesa Mohawk de abstenerse de atacar las aldeas de Algonquin y Montagnais donde los jesuitas tenían misiones.

Hubo una pausa en la lucha durante la cual las pieles huron y algonquin fluyeron hacia el este hacia Quebec en cantidades sin precedentes, mientras que los iroqueses renovaron sus esfuerzos para obtener el permiso de los hurones para cazar al norte del San Lorenzo. Rechazados después de dos años de diplomacia fallida, los iroqueses recurrieron a la guerra total, pero esta vez con la seguridad de que los franceses permanecerían neutrales. Los Mohawks optaron por ignorar la distinción entre algonquinos cristianos y no cristianos y casi exterminaron a un grupo cerca de Trois Rivieres en 1647.

Los iroqueses invadieron y destruyeron completamente a los hurones. Durante 1650, los algonquinos que quedaban en la parte superior del valle de Ottawa fueron atacados e invadidos. Existe evidencia de que algunos algonquinos permanecieron en las cabeceras de los ríos tributarios. Durante los años siguientes, los franceses intentaron continuar su comercio de pieles pidiendo a los comerciantes nativos que trajeran sus pieles a Montreal. Los grupos de guerra iroqueses vagaban a lo largo del río Ottawa durante las décadas de 1650 y 60, lo que hizo que viajar fuera extremadamente peligroso para cualquiera que no formara parte de grandes convoyes fuertemente armados.

SIETE INCENDIOS DE CAUGHNAWAGA

En 1664, los franceses habían decidido que ya habían soportado bastante vivir con el miedo constante a los iroqueses. La llegada de las tropas francesas regulares a Quebec ese año y sus posteriores ataques a las aldeas de la patria iroquesa trajeron una paz duradera en 1667.

Esto no solo permitió a los comerciantes y misioneros franceses viajar al oeste de los Grandes Lagos, sino que también permitió que muchos de los otros algonquinos comenzaran un regreso gradual al valle de Ottawa. Durante los siguientes cincuenta años, los franceses establecieron puestos comerciales para los algonquinos en Abitibi y Temiscamingue en el extremo norte del valle de Ottawa. También se construyeron misiones en Ile aux Tourtes y St. Anne de Boit de Ille, y en 1721 los misioneros franceses convencieron a aproximadamente 250 nipissings y 100 algonquins para unirse a los 300 cristianos mohawks en el pueblo misionero sulpiciano de Lake of Two Mountains (Lac des Deux Montagnes ) al oeste de Montreal.

En su mayor parte, los conversos algonquinos permanecían en Oka solo durante el verano y pasaban los inviernos en sus territorios tradicionales de caza en la parte superior del valle de Ottawa. Este arreglo sirvió bien a los franceses, ya que los conversos algonquinos en Oka mantenían estrechos lazos con las bandas del norte y podían llamar a los guerreros del interior para que se unieran a ellos en caso de guerra con la liga británica e iroquesa.

Todos los conversos de Algonquin estaban comprometidos con la causa francesa a través de una alianza formal conocida como las Siete Naciones de Canadá, o los Siete Fuegos de Caughnawaga. Los miembros incluyeron: Caughnawaga (Mohawk), Lake of the Two Mountains (Mohawk, Algonquin y Nipissing), St. Francois (Sokoki, Pennacook y New England Algonquian), Becancour (Eastern Abenaki), Oswegatchie (Onondaga y Oneida), Lorette (Huron) y St. Regis (Mohawk).

EL ESTABLECIMIENTO DEL CONTROL BRITÁNICO

Los Algonquins siguieron siendo importantes aliados franceses hasta la Guerra de Francia e India, como se conoció en América del Norte (1755-63) la Guerra de los Siete Años. En el verano de 1760, los británicos habían capturado Quebec y estaban cerca de tomar el último bastión francés en Montreal. La guerra había terminado en América del Norte y los británicos habían ganado la carrera por el control de América del Norte. A mediados de agosto, los Algonquins y otros ocho antiguos aliados franceses se reunieron con el representante británico, Sir William Johnson, y firmaron un tratado en el que acordaron permanecer neutrales en futuras guerras entre británicos y franceses.

Esto selló el destino de los franceses en Montreal y América del Norte. Después de la guerra, Johnson usó su influencia con los iroqueses para fusionar la liga iroquesa y las siete naciones de Canadá en una sola alianza en beneficio de los británicos. El tamaño de este grupo fue una razón importante por la que los británicos pudieron aplastar la rebelión de Pontiac alrededor de los Grandes Lagos superiores en 1763 y sofocar los disturbios creados por la invasión de colonos blancos en el país de Ohio durante los años siguientes. Este enorme tamaño también fue un factor en la decisión del rey Jorge de proclamar que el territorio indio debería reservarse para su uso a perpetuidad.

Johnson murió repentinamente en 1774, pero su legado sobrevivió, y los Algonquins lucharon junto a los británicos durante la Revolución Americana (1775-83) participando en la campaña de St. Leger & # 8217s en el Valle Mohawk en 1778. Se suponía que la tierra natal de Algonquin era protegido del asentamiento por la Proclamación de 1763, pero después de que la revolución terminó con una victoria rebelde, miles de Leales británicos (Tories) abandonaron los nuevos Estados Unidos y se establecieron en el Alto Canadá.

UNA PÉRDIDA DE TIERRA

Para proporcionar tierras a estos recién llegados, el gobierno británico en 1783 decidió ignorar a los algonquinos en el valle inferior de Ottawa y compró partes del este de Ontario a Mynass, un jefe de Mississauga (Ojibwe). A pesar de esto, los guerreros algonquinos lucharon junto a los británicos durante la Guerra de 1812 (1812-14) y ayudaron a derrotar a los estadounidenses en la Batalla de Chateauguay. Su recompensa por este servicio fue la pérdida continua de sus tierras debido a la venta de tierras individuales y la invasión de inmigrantes británicos que se mudaron al valle.

El peor golpe ocurrió cuando los británicos en 1822 pudieron inducir al Mississauga cerca de Kingston en el lago Ontario a vender la mayor parte de lo que quedaba de la tierra tradicional algonquina en el valle de Ottawa. Y por segunda vez, nadie se molestó en consultar al Algonquin que nunca había renunciado a su reclamo sobre el área pero aún no había recibido nada de su venta.

Más pérdidas ocurrieron durante la década de 1840 cuando los intereses madereros se trasladaron al Alto Valle de Ottawa. La legislación de 1850 y las compras del gobierno canadiense finalmente establecieron nueve reservas en Quebec. Una décima parte en Ontario se estableció en 1873 en Golden Lake (ahora conocido como Pikwàkanagàn) para uso y ocupación de Algonquin. Estas reservas solo aseguraron una pequeña porción de lo que alguna vez fue la patria original de los Algonquins.

HOY DIA

Los algonquinos continúan viviendo en el río Ottawa y sus afluentes. Estos incluyen los Algonquins de Pikwakanagan First Nation y las comunidades Algonquin de Antoine, Bonnechere, Greater Golden Lake, Kijicho Manito Madaouskarini, Mattawa / North Bay, Ottawa, Shabot Obaadjiwan, Snimikobi y Whitney y Area. Obtenga más información sobre los Algonquins en la actual Ontario aquí.

Los siguientes documentos históricos están disponibles para que los vea y descargue:


Ver el vídeo: Lo que es vivir en China. sus consecuencias. DAKOGA dany (Diciembre 2021).